Muere Alfredo Pérez Rubalcaba

El ‘comando Rubalcaba’, una red al calor del PSOE que controló las esferas político-mediáticas

El PP atribuyó al 'comando Rubalcaba' ciertos movimientos sospechosos, siempre realizados en la sombra, en torno a la negociación con ETA, el caso del 'chivatazo' del bar Faisán o el control de Radio Televisión Española (RTVE).

Alfredo Pérez Rubalcaba
Alfredo Pérez Rubalcaba y Felipe González. (Foto: Francisco Toledo)

El ex coordinador general de Izquierda Unida Julio Anguita escribió en 2011 un artículo donde rememoró los inicios del comando Rubalcaba. "A mediados de la década de los noventa —relata el ex dirigente comunista— se puso en circulación desde los medios de comunicación y los mentideros políticos, el calificativo de ‘comando Rubalcaba’ al equipo de fontaneros y periodistas encargados de intoxicar, censurar, teledirigir y crear atmósferas político-informativas que paliasen o derivasen hacia otros objetivos los errores, delitos, acciones gubernamentales derechizadas y escándalos de la época felipista. Es en aquella época cuando se concibió la campaña de la pinza", sostiene Anguita.

En dicho artículo, el que fuera secretario general del Partido Comunista recuerda que el comando Rubalcaba se encargó de que "casos como el de Córdoba y Málaga en los que la acción y omisión del Partido Socialista le entregaron las alcaldías de ambas ciudades al PP en detrimento de IU, quedasen silenciados y prontamente olvidados" allá por los noventa. Este esquema atribuido al entonces ministro de la Presidencia del Gobierno de Felipe González volvió a repetirse, señaló Anguita su artículo de 2011, en la legislatura en que Rubalcaba en que se convirtió en el vicetodo del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. El PP de Mariano Rajoy recurrió a este retrato para hacer una fuerte oposición, incluyendo también aquí la denuncia del manejo de las altas esferas policiales por parte de los socialistas.

No obstante, hay analistas que sostienen que el comando Rubalcaba nunca dormitó y que también jugó un papel destacado en el vuelco político que se produjo tras los atentados terroristas de Atocha. Por ejemplo, alrededor de aquella histórica comparecencia de prensa de Rubalcaba el 13-M de 2004 en la que afirmó: "Los españoles se merecen un gobierno que no les mienta". Estas palabras encontraron en los medios afines, sobre los que el comando Rubalcaba ya tenía tejida su red desde años atrás, la caja de resonancia perfecta.

De JAG a Sacaluga

En la etapa del zapaterismo, el PP atribuyó al comando Rubalcaba ciertos movimientos sospechosos, siempre realizados en la sombra, en torno a la negociación con ETA, el caso del chivatazo del bar Faisán o el control de Radio Televisión Española (RTVE) como elemento clave de propaganda. Algunos nombres que las crónicas periodísticas vincularon entonces al comando Rubalcaba fueron los de Juan Antonio González (JAG), ex comisario jefe de la Policía Judicial; José Manuel Gómez Benítez, ex vocal del CGPJ; José Enrique Serrano, el jefe de llaves de La Moncloa en los gobiernos de González y Zapatero; el fiscal y ex ministro del Interior Antonio Camacho, o Miguel Ángel Sacaluga, ex consejero de RTVE durante 18 años a propuesta del PSOE.

Lo último en España

Últimas noticias