No aceptan el 'relato independentista'

Dirigentes con más de 30 años de militancia dejan CCOO y UGT por su apoyo a la manifestación golpista

Bajas en UGT y CCO por el apoyo a los golpistas
Bajas en UGT y CCO por el apoyo a los golpistas
Comentar

El apoyo que ciertos sectores de UGT y CCOO en Cataluña están dando a los golpistas se ha cobrado numerosas bajas, más de 500 en la región sólo el pasado año (según datos de ambas centrales, y que son miles en toda España), y van en aumento. Algunas, entre sus figuras más destacadas y también de diputados del PSC. Es el caso del ex secretario general de Comisiones Obreras en el Bajo Llobregat, Francesc Castellana, y de la diputada y portavoz socialista Beatriz Silva, que reconoce haber hecho mismo en UGT.

El anuncio del sindicalista tras 45 años de militancia ha sido emulado por muchos otros afiliados. Y son muchas las federaciones de ambos sindicatos que han expresado su malestar por la deriva separatista adoptada en esta comunidad. Por parte de UGT, el sindicato se desangra en Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha, las agrupaciones más críticas.

El tuit de la diputada del PSC Beatriz Silva

Silva fue número 4 en las listas del PSC en las elecciones catalanas del pasado 21-D y es la fundadora de Federalistes d’Esquerres, además de portavoz del PSC en materia de Igualdad en  el Parlament. No es la única que ha seguido el ejemplo del sindicalista de CCOO.

Francesc Castellana, de CCOO Cataluña anuncia su baja por la deriva separatista del sindicato

El goteo de bajas en UGT y CCOO se aceleró el pasado septiembre cuando el denominado ‘Consell Nacional’ del primero dio su apoyo al referéndum ilegal del 1-O. Xavier Marín, miembro del PSC y, que fuera secretario general del sindicato en el Ayuntamiento de Hospitalet y de Acción Sindical lo hizo entonces y estos días lo ha recordado en Twitter.

Xavier Marín, ex delgado sindical de UGT y que se dio de baja por el 1-O

La gota que ha colmado el vaso para llegar al abandono ha sido la convocatoria de CCOO y UGT a la manifestación convocada por la ANC y Òmnium Cultural el próximo domingo en Barcelona para pedir la excarcelación de los golpistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que el próximo lunes cumplirán seis meses entre rejas.

La falsedad del relato golpista

Las muestras de rechazo a que los representantes de los dos sindicatos acudan a ese nuevo acto de presión de los separatistas se suceden. Angel Martín de Sande, responsable de Saneamiento Urbano en Tarragona y 35 años afiliado a UGT ha denunciado en una carta abierta la “aceptación de UGT del actual relato independentista” y critica ese apoyo “simplemente por afinidades ideológicas y personales de una parte de esa dirección”.

El veterano sindicalista afirma: “Nuestra afiliación es políticamente muy plural” y niega los postulados de los separatistas: “Es falso que la democracia esté en juego; lo que está en juego es el futuro de determinadas opciones políticas”, señala.

Tanto UGT como CCOO reconocen la división y la cascada de bajas que se ha producido como consecuencia del respaldo de los llamados ‘sindicatos de clase’ a un proceso separatista que han auspiciado partidos y sectores de la burguesía y la casta política más privilegiada, envuelta además en conocidos casos de corrupción. En las redes son cada vez más habituales los mensajes que lo anuncian.

La portavoz de CCOO en Cataluña, Montse Ros, ha mostrado su “preocupación por la división social en Cataluña y que perciben dentro de sus organizaciones”. Lo mismo que su homóloga en UGT, Laura Pelay: “La mitad pensaba que éramos cercanos al independentismo, y los demás que éramos unionistas”.

UGT y CCOO, contra los jueces

Pero son muchos los sindicalistas que rechazan el respaldo a los golpistas y que demuestran notas como ésta, emitida de forma conjunta por los dos sindicatos. En ella, incluso critican las “consecuencias de la actuación judicial” y de las “causas judiciales abiertas contra personas que hasta hace poco tenían responsabilidades institucionales”.

Nota de UGT y CCOO Cataluña
Nota de UGT y CCOO Cataluña

En UGT se habla directamente de ‘guerra abierta’ y con repercusiones en el partido históricamente vinculado a esta central: el PSC. El sector más independentista del sindicato tiene a una de sus líderes en la cárcel por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos que habría cometido desde su puesto como ex consejera de Trabajo de la Generalitat. Dolors Bassa, ex secretaria general de UGT en Gerona (2008-2015) y militante de ERC, está en la cárcel de Alcalá-Meco.

Dirección copada por separatistas

Desde hace años, entre UGT y PSC en Cataluña había un equilibrio que consistía en apoyar el ‘derecho a decidir’ pero no la independencia. Y gran parte de los socialistas que dirige Miquel Iceta rechazan la apuesta por la segunda vía. Son muchos los militantes del PSC en la UGT. Eva Granados, diputada autonómica desde 2010, Jaume Collboni, concejal en el Ayuntamiento de Barcelona, ​​o Isabel López Chamosa, ex diputada del PSC y del PSOE, y actual Defensora del Delegado de UGT, son algunos ejemplos.

Estos socialistas acusan al sector independentista de UGT de querer romper  el PSC y piden respeto a la pluralidad. Pero una campaña en change.org pidiendo firmas para que UGT no vaya a la manifestación de ANC y Òmnium se ha saldado con un éxito discreto: algo más de 17.500 apoyos.

Campaña de recogida de firmas para que UGT no acuda a la manifestación por los presos golpistas
Campaña de recogida de firmas contra UGT  Cataluña y su líder, Camil Ros

La división entre afiliados de UGT y CCOO estaría en un 60% de militantes que no quieren la independencia por un 40% que sí. El problema son las estructuras, copadas por el separatismo, como muchas de las organizaciones sociales en Cataluña. UGT tiene 200 trabajadores en nómina y gran parte es partidaria del proceso separatista y se manifiesta en contra del 155. Con su secretario general a la cabeza, Camil Ros, quien incluso ha visitado a la consejera golpista en la cárcel.

Últimas noticias