En el asalto de los radicales al Parlament

Los Mossos tenían órdenes de no cargar y de no llevar casco “para no dar imagen de represión como el 1-O”

Comentar

El dispositivo con el que los Mossos D’Esquadra actuaron este martes para evitar la entrada de los manifestantes independentistas al parque de la Ciudadela fue un fracaso. Distintas fuentes del cuerpo de policía catalán y la Policía Nacional han confirmado a OKDIARIO que la actuación fue “escasa, inefectiva e intentado evitar fotos similares a las de las cargas del 1-O”. Además, se pidió a los Mossos que no llevasen protección de casco ni chaleco para no dar “imagen de represión”. 

Los Mossos no han querido confirmar de manera oficial el número de efectivos que acudieron a la manifestación que luego se convirtió en tumulto. Sin embargo, miembros del cuerpo consultados por este medio han confirmado que “no es normal ver a policías recular delante de una masa de gente”, lo que evidencia que “había miedo a lo que dijese la opinión pública”.

Además, Toni Castejón, secretario general del Sindicato de Mossos d’Esquadra, afirma que “los agentes están molestos con lo que ocurrió ayer y que se encontraron totalmente vendidos”. Por ello, el sindicato presentará un requerimiento para averiguar por qué los acontecimientos se desarrollaron de esa manera.

Según ha podido saber OKDIARIO, cuando los manifestantes rompieron el cordón policial se pidieron refuerzos. El problema principal fue que la falta de previsión impidió que se actuase a tiempo.

“Las decisiones fueron más políticas que policiales”, se queja una de las fuentes internas de los Mossos. “A veces son necesarias las cargas. Aún así se podría haber evitado usar la fuerza si se hubiesen planificado bien las cosas y sin miedo”, añade.

Finalmente los manifestantes decidieron cancelar la acampada que tenía preparada frente al Parlament. El dispositivo tampoco incluía una orden clara de desalojo de aquellos que pretendían hacer noche en el parque de la Ciudadela.

“Ha cambiado poco dentro del cuerpo. Únicamente se han deshecho de Trapero y esto no es suficiente”, sentencian policías catalanes.

Sólo dos detenidos

El resultado de la incapacidad de los Mossos para frenar a la horda independentista se saldó con sólo dos detenidos, uno de ellos por agredir a uno de los mossos que a cara descubierta, sin casco ni chaleco, se enfrentaron durante un minuto a los violentos.

Las imágenes compartidas en las redes sociales dejan en mal lugar a los policías autonómicos. En una de esas imágenes se ve una melé: a la izquierda los separatistas, a la derecha los mossos que son empujados hacia atrás sin ninguna posibilidad de contraatacar.

Otro momento de tensión en la tarde noche del martes se vivió con la salida de los diputados de C’s del Parlament. Arrimadas, escoltada por los suyos, fue insultada y su integridad pudo correr peligro. Dos o como mucho tres mossos hicieron una especie de cordón para intentar proteger a los diputados de la fuerza más votada en Cataluña, que pudieron alcanzar sus coches sin que se registrara ninguna desgracia.

Últimas noticias