Informe de Gestión 2020

Los expertos que respaldan el balance de Sánchez le critican por «verificar» sus logros con notas de prensa

Los expertos que han colaborado con Moncloa reprochan esta práctica a Presidencia en un anexo del documento

Una advertencia dirigida al mismo Ejecutivo que quiere poner en marcha un 'Ministerio de la Verdad'

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en la presentación de su informe de rendición de cuentas de 2020. (Foto: Efe)

El informe de gestión ‘Cumpliendo’ presentado por Pedro Sánchez en La Moncloa a modo de balance del primer año del Gobierno de coalición ha sido confeccionado con tal triunfalismo que hasta los propios expertos que colaboraron con el Ejecutivo han detectado importantes carencias en su elaboración. Una de ellas es el uso de las propias notas de prensa de los ministerios para «verificar» el grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno socialcomunista.

Así lo ponen de manifiesto en un anexo del documento estos expertos en distintas materias relacionadas con la rendición de cuentas y el análisis de políticas públicas. En concreto, este Grupo de Análisis Metodológico, integrado por nueve profesores y catedráticos, señala al Gobierno la necesidad de «valorar la posibilidad de eliminar las fuentes de verificación de carácter divulgativo, como las notas de prensa de los ministerios».

Una advertencia que no puede pasar desapercibida en tanto que va dirigida al mismo Ejecutivo que quiere poner en marcha un ‘Ministerio de la Verdad’ para censurar informaciones incómodas con su gestión, recurriendo para ellos a plataformas afines que se autodenominan como «verificadores» cuando ideológicamente no son juez sino parte.

Además, los expertos señalan que el «ejercicio debe estudiar el establecimiento de sistemas de información circular, menos jerárquicos» y subrayan que «se debe diseñar una recogida de datos públicos donde los ciudadanos puedan contrastar qué se ha realizado y qué no».

Junto a ello, el Grupo de Análisis Metodológico, cuyos integrantes no perciben nada por este asesoramiento, también afea al Gobierno que no haya dado a conocer el dinero público gastado en la elaboración de este informe. Así, le insta a «incorporar cuál ha sido el coste del ejercicio de rendición de cuentas, tanto por parte del Departamento de Planificación y Seguimiento (DPS) de la Actividad Gubernamental (DPS) como por parte de los ministerios.

Otras «recomendaciones» de los expertos incluidas en el citado anexo revelan que el Gobierno ha inflado su informe para dar una imagen sobredimensionada de supuesta eficiencia. El propio Pedro Sánchez afirmó en su rueda de prensa de este martes que la pandemia no sólo no ha retrasado el grado de cumplimiento de los objetivos del Gobierno, sino que Moncloa ha conseguido «acelerar» tal proceso.

«Llevamos un semestre de adelanto», presumió, incidiendo en haber alcanzado en estos doce meses un 23,4% de los 1238 compromisos adquiridos por su Gobierno, de los cuales 428 proceden del acuerdo de coalición sellado entre PSOE y Podemos, donde el cumplimiento ha sido del 20,3%.

Duplicidades

Frente a ello, los expertos consideran que «debería realizarse una cierta priorización o jerarquización, a distintos niveles, de los compromisos, dado su volumen y el hecho de que no tienen la misma relevancia».

Además, sostienen que a fin de evitar duplicidades «algunos compromisos podrían homogeneizarse en cuanto a su denominación, dado que abarcan la misma cuestión o aspectos similares, como aprobar una Ley, un proyecto de ley, un anteproyecto, etc»

De igual modo, instan al Ejecutivo de Pedro Sánchez a «valorar la posibilidad de limitar el objeto de la rendición de cuentas a aquellos compromisos que hayan sido adquiridos formalmente».

Los expertos que conforman este Grupo de Análisis Metodológico (GAM) son Ismael Blanco-Fillola, director del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas (IGOP) y profesor del Departamento de Ciencias Políticas y Derecho Público de la Universidad Autónoma de Barcelona; María Bustelo Ruesta, profesora de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma de Barcelona; Cristina Elías Méndez, profesora de Derecho Constitucional en la UNED; o Daniel Innerarity, catedrático de Filosofía Política en la Universidad del País Vasco.

Completan la lista Javier Lorenzo Rodríguez, profesor de Ciencias Políticas en la Carlos III de Madrid; Cristina Monge Lasierra, profesora de Sociología en la Universidad de Zaragoza; Carles Ramió Matas, catedrático de Ciencias Políticas y de la Administración en la Pompeu Fabra; Paula Rodríguez Modroño, profesora de Economía en la Pablo de Olavide de Sevilla y Manuel Villoria Mendieta, catedrático de Ciencia Política y Administración en la Rey Juan Carlos de Madrid.

La coordinación de Redondo

Según informó Moncloa, esta tarea de rendición de cuentas «por primer vez en la historia» del Gobierno en Democracia ha estado liderada por el Departamento de Planificación y Seguimiento (DPS) de la Actividad Gubernamental, «creado para esta misión en la Secretaría General del Gabinete de la Presidencia del Gobierno».

Al frente de este Gabinete está Iván Redondo, que también se encarga de la coordinación del Departamento de Seguridad Nacional, uno de los organismos clave junto a la Secretaría de Estado de Comunicación que dirige Miguel Ángel Oliver en la Comisión Permanente contra la desinformación. Así se denomina formalmente el ‘Ministerio de la Verdad0 creado por Sánchez el pasado octubre dentro del Procedimiento de actuación contra la desinformación aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional, según la orden que publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Lo último en España

Últimas noticias