Crisis del coronavirus

Sánchez se erige en adalid de la «transparencia» en su balance anual mientras oculta 30.000 muertos

Sostiene que este año se ha cumplido un 20% del acuerdo de coalición suscrito con Podemos

El presidente evita compartir plano con Iglesias en el primer balance anual del Gobierno de coalición

Ver vídeo
El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, haciendo balance de su primer año de Gobierno de coalición.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado este martes su comparecencia de balance anual en el Palacio de la Moncloa para erigirse en adalid de la «transparencia» y la «ejemplaridad» mientras oculta alrededor de 30.000 muertes por coronavirus en España.

En tales términos se ha expresado, tras el Consejo de Ministros, en una rueda de prensa convocada para repasar su primer año de gestión al frente del Gobierno de PSOE-Podemos, un ejercicio marcado por la pandemia de coronavirus y las cerca de 80.000 muertes que deja por ahora la enfermedad en este país. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad sólo reconoce 50.000.

En otro ejercicio más de propaganda y recurriendo al Power Point con la proyección de varias diapositivas, Sánchez ha presentado el informe de rendición de cuentas ‘Cumpliendo’, remarcando que es el «primero» que se hace de este tipo «en la historia de nuestro país».

«Inauguramos una nueva etapa en la necesaria regeneración democrática, en la ejemplaridad pública, fomentando la mejora de la práctica pública, sirviendo a un único destinatario: el ciudadano y la ciudadana», ha subrayado Sánchez. «Los tiempos han cambiado; la política ha cambiado y el Gobierno avanza con su sociedad en la transparencia y en la rendición de cuentas», ha insistido.

Y lo ha hecho el mismo año en que Moncloa ha ocultado, entre otras cuestiones, la cifra de muertos por coronavirus, los trágicos datos de los fallecimientos en las residencias de mayores, las alertas de Seguridad Nacional sobre la llegada del virus, la composición del Comité de Expertos del Covid o la Estrategia Nacional de Vacunación hasta hace sólo unos días. Además, el Consejo General de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) viene poniendo de manifiesto la constante opacidad del Ejecutivo socialcomunista por desatender sus resoluciones.

El informe de rendición de cuentas que ha presentado Sánchez con pantallas de autobombo señala que el grado de cumplimiento de los 239 compromisos adquiridos en su discurso de investidura ha sido de un 23,8%. En relación a los 428 puntos del llamado ‘Acuerdo de Coalición Progresista’ que dio lugar al Ejecutivo de PSOE-Podemos, un texto suscrito el 30 de diciembre de 2019 por Sánchez y Pablo Iglesias con 428 puntos, se dice que se habría cumplido hasta la fecha el 20,3%, según el documento elaborado Moncloa. El objetivo pasa por alcanzar el 30% de aquí a junio, precisa el Gobierno.

«Un semestre de adelanto»

Además, en cuanto a los 161 compromisos presentes en los acuerdos suscritos con otros partidos de la mayoría Frankenstein que respaldaron o permitieron la investidura,  formaciones políticas que res o facilitaron la formación de gobierno, se habría cumplido el 21,7%, añade el texto.

También informa Moncloa que el Ejecutivo de Sánchez ha ido asumiendo otros 641 compromisos en manifestaciones y declaraciones públicas del último año, de los cuales se habría cumplido el 25,4%. En su comparecencia, Pedro Sánchez ha negado que la crisis del coronavirus haya frenado el cumplimiento de los compromisos del Gobierno. «Llevamos un semestre de adelanto», ha llegado a decir el jefe del Ejecutivo socialista con tono triunfalista.

Expertos afines

La metodología para la confección de este informe, que ha corrido a cargo del el Departamento de Planificación y Seguimiento de la Actividad Gubernamental del Gabinete de la Presidencia del Gobierno que dirige Iván Redondo, ha sido validada por un grupo de expertos del ámbito académico, en concreto los profesores de universidades públicas Ismael Blanco, María Bustelo, Cristina Elías, Daniel Innerarity, Javier Lorenzo, Cristina Monge, Carles Ramió, Paula Rodríguez y Manuel Villoria.

Si bien desde el Gobierno se ha hablado aquí de «expertos independientes», con un amplio currículo en el «análisis metodológico del ejercicio de rendición de cuentas», lo cierto es que algunos de ellos son afines al ideario de los socialcomunistas y sus aliados de la mayoría Frankenstein.

Entre ellos se encuentra el filósofo Daniel Innerarity, catedrático de Filosofía Política en la Universidad del País Vasco y director del Instituto de Gobernanza Democrática, en el que participan socialistas como Javier Solana. El nombre de Innerarity, que ha salido en defensa de los presos golpistas del procés, sonó en su día como el «relator» previsto para las negociaciones entre el Gobierno y la Generalitat.

Por su parte, Paula Rodríguez, vinculada a la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, es experta en «igualdad de género» y ha realizado trabajos para la Junta de Andalucía bajo mandato socialista.

Encontronazos

Pese a ser el primer Ejecutivo de coalición de la Democracia -los comunistas no formaban parte del mismo desde la Segunda República-, Pedro Sánchez ha declinado compartir plano con el líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, justo cuando la relación de los socios no atraviesa su mejor momento. Ahí están los últimos encontronazos sobre la Corona, el SMI, los desalojos o los cortes de suministros, además de las pensiones o la reforma laboral.

Precisamente, el Consejo de Ministros celebrado este martes ha acordado una prórroga del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 950 euros, mientras que el ala morada del Gobierno exigía que el año arrancara ya con una subida al respecto.

Lo último en España

Últimas noticias