Crisis del coronavirus

Así fue la prueba piloto de confinamiento en Madrid: Tielmes cerró todos los bares y espacios públicos

La Comunidad de Madrid impondrá nuevas medidas «drásticas» para contener la expansión del coronavirus, entre las que se encuentran un confinamiento selectivo de las zonas más afectadas: la región ya hizo una experiencia piloto al confinar el municipio de Tielmes, que será el espejo de las medidas que entrarán en vigor la semana que viene. Allí se cerraron establecimientos hosteleros y parques, se limitó al máximo el ocio colectivo, se redujo el transporte público y se instó a la población a no salir del domicilio.

El confinamiento que prepara la Comunidad de Madrid afectará específicamente a alrededor de una decena de municipios de la zona sur de la región. Concretamente a zonas como el distrito de Vallecas, Usera o Villaverde, y municipios como Fuenlabrada, Parla o Móstoles, que muestran una incidencia acumulada actual que supera el umbral de 700 casos por cada 100.000 habitantes. Los casos activos en estos municipios se han multiplicado en las últimas semanas.

Madrid
Mapa de la incidencia acumulada de casos de coronavirus en la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, no se va a tratar de un confinamiento al uso, como se entiende el término tras la experiencia del cierre total del país de la pasada primavera, ya que una medida de tal calibre hace necesario un decreto de estado de alarma. Así lo explican fuentes de la Comunidad de Madrid a OKDIARIO: «Va a ser muy parecido a lo que se hizo hace dos semanas en el municipio de Tielmes».

Prueba piloto en agosto

Tielmes es una pequeña población de apenas 2.700 habitantes que hace aproximadamente tres semanas sirvió de prueba piloto de lo que será el confinamiento planteado por Madrid para estos municipios de la zona sur. En esencia, el cierre consistió en la clausura de la actividad hostelera y la suspensión de terrazas, restricciones severas a la actividad comercial -mercadillos al aire libre o en espacios cerrados-, cierre de espacios públicos como parques  y piscinas, y una reducción drástica -incluso suspensión- de las frecuencias del transporte público.

Ese es el espejo, explican fuentes de la Comunidad, que servirá a la Dirección General de Salud Pública para establecer las medidas que se anunciarán este fin de semana y entrarán en vigor para las zonas afectadas la próxima semana.

No habrá una prohibición expresa, como tal, de salir del domicilio particular. Los habitantes de estas zonas podrán seguir haciendo su vida y acudiendo al trabajo aunque la recomendación general será la de no abandonar la vivienda en caso de  que no sea estrictamente necesario o de urgente necesidad.

Madrid apela a la responsabilidad de los vecinos de estas zonas, donde en las últimas semanas se han notificado hasta 90 casos de insumisión frente a las cuarentenas impuestas. Casi 100 personas han sido cazadas saltándose la cuarentena. «Así es imposible cortar las infecciones. Estamos ante el mayor problema sanitario en 100 años», ha advertido el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero.

Situación límite

En las últimas semanas, la situación epidemiológica de Madrid ha ido deteriorándose hasta alcanzar una incidencia acumulada de 651 casos por cada 100.000 habitantes. Como referencia, el país que peor índice muestra en este factor, que representa el riesgo de contagio, es Argentina. Actualmente tiene 310 puntos, menos de la mitad que Madrid.

Lo que más preocupa a los responsables epidemiológicos de Madrid es la ocupación de las camas hospitalarias dedicadas exclusivamente al Covid-19. A día de hoy alcanza una ocupación del 21%. La media de camas UCI ocupadas asciende hasta el 38%.

«Confinamientos selectivos»

La Comunidad de Madrid planea “confinamientos selectivos de las zonas con mayor influencia” del coronavirus. Así lo ha asegurado Zapatero, responsable del Plan Covid-19 del Gobierno autonómico, este miércoles en una rueda de prensa sobre la evolución de la pandemia en la comunidad.

Estas medidas se aprobarían a partir de este fin de semana por “el crecimiento sostenido” de la pandemia y estarían orientadas a “la restricción de la movilidad y la concentración de personas” con el fin de frenar el avance del coronavirus en la región.

Antonio Zapatero ha revelado también que el Ejecutivo autonómico se plantea que las cuarentenas se rebajen a los siete días en vez de dos semanas. “Más valen cuarentenas cortas cumplidas que largas sin cumplir”, ha enfatizado.

En este sentido, el viceconsejero de Salud Pública ha señalado que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se plantea decretar “medidas restrictivas” sobre la concentración de personas y sobre la movilidad de los ciudadanos por toda la región. Hasta el momento, no se pueden reunir más de 10 personas tanto en el ámbito público como el privado.

Lo último en España

Últimas noticias