Así compra votos Podemos: monta en sus sedes oficinas para tramitar «gratis» el Ingreso Mínimo Vital

Así compra votos Podemos: monta en sus sedes oficinas para tramitar «gratis» el Ingreso Mínimo Vital
Fachada de la sede de Podemos en Málaga.

Una gran campaña publicitaria, para extender los tentáculos de la red clientelar de Podemos. El partido del vicepresidente Pablo Iglesias ha montado en sus principales sedes puntos de información que ofrecen a sus simpatizantes ayuda «gratuita» para tramitar las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Ya el pasado mes de junio, coincidiendo con la entrada en vigor de esta medida del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, Podemos anunció la apertura de oficinas en casi todas sus sedes de Andalucía y la Región de Murcia, con equipos de «voluntarios» que ayudan a tramitar la solicitud del Ingreso Mínimo Vital.

En casi todos los casos, este servicio se ha mantenido a lo largo del verano. En tan sólo 10 días, la sede de Podemos en la calle León XIII de Sevilla atendió a 200 personas con un equipo de 15 voluntarios, en turnos diarios de mañana y tarde, «guardando las lógicas medidas de seguridad por la pandemia», según anunció el partido morado.

En la sede de Podemos en Málaga se habilitaron todos los martes y jueves, en horario de mañana y tarde, para atender a las personas interesadas en solicitar el Ingreso Mínimo Vital, cuya cuantía oscila entre los 462 y los 1.015 euros al mes, en función del número de miembros de la familia. Podemos anunció que hasta 75.000 personas podrían beneficiarse de esta medida en la provincia de Málaga.

Un monumental fiasco

Las sedes de Podemos en Murcia y Cartagena también han ofrecido este servicio de «asesoramiento», de lunes a viernes con cita previa. Con menos medios, la sede de Podemos en San Fernando (Cádiz) habilitó un correo electrónico para resolver las dudas de quienes pretendan solicitar el subsidio. El partido morado ha puesto en marcha un servicio similar en sus principales sedes de Canarias.

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) fue aprobado en el último Consejo de Ministros de mayo y el 15 de junio se abrió el plazo para solicitarlo. Aunque el encargado de tramitar las solicitudes y conceder la ayuda es el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, que dirige el socialista José Luis Escrivá, el vicepresidente Pablo Iglesias ha querido dejar claro desde el principio que se trata de la medida estrella de Podemos.

Tramitando las solicitudes en sus propias sedes, el partido de Pablo Iglesias pretende convertir ahora este subsidio en un mecanismo de compra de votos para ampliar su red clientelar: quienes tramiten la solicitud en la sede de Podemos deben saber a quién deben esta ayuda, que quizá nunca les sea concedida.

Porque todo ha sido un monumental fiasco. Dos meses después de abrir el plazo, el Ministerio de Seguridad Social había recibido 750.000 solicitudes. En el mismo período, sólo se han aprobado 6.000 expedientes y han sido denegados otros 36.800 por no cumplir los requisitos. Otras 74.000 ayudas se aprobaron de oficio (es decir, sin que fuera necesario tramitar la solicitud), porque corresponden a las antiguas prestaciones por hijo a cargo, que se han transformado automáticamente en IMV.

Dar la ayuda sin comprobar los requisitos

Ante la imposibilidad de atender la avalancha de solicitudes, y mientras miles de ERTES siguen en el limbo administrativo, el Ministerio que dirige José Luis Escrivá contrató por 7,6 millones de euros a la empresa Tragsatec, filial de la pública Tragsa, para que destine 500 personas a la tramitación de los expedientes.

Tanto el sindicato UGT como el secretario general del PCE, Enrique Santiago (el nuevo hombre de confianza de Pablo Iglesias y anfitrión de sus frustradas vacaciones en Asturias), han pedido que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) se conceda automáticamente, sin comprobar los requisitos. Es decir, que el solicitante comience a cobrar la ayuda de forma inmediata. Sólo meses después, si el Ministerio comprueba que un beneficiario no cumple los requisitos exigidos por la norma, se vería obligado a devolver el dinero.

El Ingreso Mínimo Vital oscila entre los 462 euros (si lo cobra un sólo beneficiario) y los 1.015 euros (en el caso de familias de cinco miembros o más). Además de cumplir los requisitos económicos exigidos, para solicitar el IMV hay que tener entre 23 y 65 años (o a partir de los 18, en caso de tener un menor a cargo) y acreditar al menos el último año de residencia en España. También pueden solicitar la ayuda las víctimas de trata de seres humanos y las mujeres víctimas de violencia de género.

Lo último en España

Últimas noticias