Crisis Migratoria

Una activista española expulsada de Marruecos avisó de la llegada de las últimas pateras a Canarias

Helena Maleno culpa al Ministerio del Interior y a Marruecos de urdir una campaña de hostigamiento contra ella.

La fundadora de la ong Caminando Fronteras es la autora de varios avisos de las salidas de pateras desde África mucho antes de ser detectadas en el mar.

pateras Canarias activista
La activista Helena Meleno está detrás de los avisos con información muy detallada de las pateras que navegan rumbo a Canarias.

Ayuda a los inmigrantes ilegales o favorecimiento de la inmigración ilegal parecen conceptos muy parecidos, pero están a años luz el uno del otro. La activista almeriense Helena Maleno ha asegurado en las últimas horas que Marruecos y España la persiguen por su labor humanitaria. Fuentes policiales han revelado para OKDIARIO detalles de la actividad humanitaria con respecto a las pateras llegadas a Canarias de Maleno que ponen en duda sus afirmaciones.

Esta misma semana, la fundadora de la ong Caminando Fronteras, convocó a los medios de comunicación para destapar lo que ella considera una campaña orquestada que le afecta directamente a ella, a su hija y a la organización que puso en marcha. Según Maleno acaba de ser expulsada de Marruecos y deportada a España lo que además habría puesto en riesgo el bienestar de su hija, una niña de 14 años.

El 23 de enero a Maleno se le prohibió la entrada a Marruecos, donde vive desde hace años, y fue devuelta a España.

Según la activista necesitó aproximadamente un mes para poder reunirse con su hija. La activista asegura que «desde abril de 2020 he sufrido un total de 37 ataques, amenazas de muerte, agresiones seguimientos, vigilancia policial, escuchas telefónicas y dos asaltos a la vivienda de la familia. El Ministerio del Interior, en concreto la UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades documentales de la Policía Nacional), en colaboración con la Policía marroquí, son los responsables de este hostigamiento, que ha llegado a poner en peligro mi vida y la de mi hija».

¿Qué ha podido hacer esta mujer para colocarse en el centro de una conspiración contra ella? Este diario ha consultado a fuentes de la UCRIF para contextualizar esa retahíla de acusaciones.

Interlocutora no válida

“Es habitual encontrarnos con avisos de todo tipo a cerca de la llegada de pateras a Canarias”, explica uno de los agentes que lucha contra las tramas de inmigración ilegal, “y encontrar mensajes de Helena Maleno es algo muy habitual”.

De hecho, este periódico contó uno de los últimos mensajes difundido por Maleno a través de sus redes sociales. La activista daba detalles del pasaje de una patera, número de hombres, mujeres y niños, situación en la mar y tiempo de travesía. “Se puede tener información de una embarcación, sí,  pero cuando en la patera en cuestión no hay un teléfono vía satélite a bordo es imposible que desde la embarcación se avise o se dé esa información estando más cerca del puerto africano de salida y lejos de la cobertura móvil de las Islas Canarias”.

A lo que esta fuente apunta a OKDIARIO es que la información de Helena Maleno y de otros activistas que actúan de manera similar les llega desde el país del que sale la patera. Pero hay más.

Como parte del trabajo de los agentes que investigan las mafias de trata de personas, estos policías hablan a diario con los países tradicionalmente emisores de inmigrantes ilegales: Senegal, Mali, Mauritania y otros países más pequeños, mucho más pequeños a los que no se puede mencionar para no poner en peligro operaciones policiales en curso.

“Las conversaciones son habituales y necesarias y los interlocutores deben ser válidos si se quiere luchar de manera efectiva contra las mafias” explica la fuente consultada por OKDIARIO, que además revela que en una de esas llamadas desde el país africano en cuestión se le preguntó si Helena Melano seguía siendo la persona de referencia en lo que a asuntos de inmigración ilegal se refiere.

“La injerencia es grave y pasar por enlace de referencia sin serlo complica cualquier trabajo policial, pero ni siquiera ese es el mayor problema”, explica la fuente de este diario.

El Ministerio del Interior asegura no tener nada que ver con la expulsión de Melano tras consultar a los policías especializados en la inmigración ilegal. La actuación de Marruecos se entiende mejor cuando su nombre y su contacto aparece en sus investigaciones como la persona que más información tiene sobre las pateras con inmigrantes ilegales dos o tres días antes de que éstas arriben a Canarias o sean rescatadas en el mar.

Una de las partes más importantes del negocio ilegal del tráfico de seres humanos es demostrar a los ‘clientes’ potenciales que el sistema funciona y eso sólo puede lograrse a través de la experiencia de los inmigrantes ilegales que se juegan la vida y ganan llegando a tierra firme. tener el contacto de activistas sirve a las mafias para asegurar la llegada de sus embarcaciones.

Pese a esto Helena insiste en que es una víctima de procesos “torticeros y engañosos”. Así que por ahora seguro que Melano seguirá con su labor, pero desde fuera de Marruecos. Asistir a los inmigrantes ilegales es prestar ayuda humanitaria, seguro. Avisar de la partida, no de la llegada, de pateras y cayucos es, como poco, favorecer un negocio en el que pierden vidas seres humanos.

Lo último en España

Últimas noticias