España

Podemos dice que apoyará el referéndum ilegal si JxSí y la CUP le permiten hacer enmiendas a la ley

Podemos dice que apoyará el referéndum ilegal si JxSí y la CUP le permiten hacer enmiendas a la ley
Pablo Iglesias e Irene Montero en el Congreso. (Foto: Paco Toledo)
0 Comentar

La presentación de la ley de ruptura’ de los independentistas ha puesto contra las cuerdas a un Podemos ya muy debilitado por su postura ante el referéndum ilegal. La formación se abre ahora a apoyarla, pensando, sobre todo, en una futura alianza electoral con ERC y la CUP. 

En los próximos días, Podem celebrará una reunión para decidir el sentido de su voto si esa norma llega al Parlament. Que la ley llegue a la Cámara catalana o se apruebe vía decreto es algo que aún no está claro a la vista de las tensiones del bloque secesionista. Pero, tarde o temprano, el partido de Pablo Iglesias tendrá que poner negro sobre blanco su voz sobre el referéndum ilegal, teniendo en cuenta sus presiones internas.

A las conocidas discrepancias entre la dirección estatal y la catalana -ésta última abiertamente partidaria de la participación el 1-O- se suma el apremio de varios sectores del partido, como los ‘Anticapitalistas’, para que se apoye el referéndum y, en consecuencia, se vote a favor de la denominada Ley de Transitoriedad Jurídica. 

En esa línea se ha manifestado este mismo martes el diputado de SíQueEsPot en el Parlament Joan Giner, que ha abierto la puerta a dar un ‘sí’ en el pleno si los independentistas aceptan enmiendas a la norma. En un post publicado en su blog personal, titulado ‘Mano tendida’, Giner pide a Junts pel Sí y la CUP que dejen a la formación participar en la elaboración de la ley, en vistas a un apoyo conjunto.

Podemos dice que apoyará el referéndum ilegal si JxSí y la CUP le permiten hacer enmiendas a la ley

La visión del diputado de Podem, y miembro destacado de ‘Anticapitalistas’, coincide con la postura de esta corriente, vital para Iglesias en algunos de los últimos procesos de primarias.

Como informó OKDIARIO, Giner participó la pasada semana en una mesa redonda celebrada en el marco de la Universidad de Verano de Anticapitalistas, en La Granja (Segovia), donde defendió una futura alianza electoral con otras fuerzas de la izquierda catalana, como ERC o la CUP. “En el siguiente embate electoral hace falta que las fuerzas del cambio estén trabajando conjuntamente”, consideró Giner.

Después reconoció que el ‘proceso constituyente’ que, en sus planes, se abriría tras el referéndum del 1 de octubre, requiere de la unión de la izquierda para recuperar la “soberanía” en Cataluña. “Y si esto puede acabar en una papeleta conjunta, ¿por qué no?”, se preguntó.  En la misma mesa participó José Téllez, concejal de la CUP en Badalona y mano dura de la formación anticapitalista, quien arengó a votar ‘sí’ a la independencia y a que “la izquierda se ponga de acuerdo” en la ‘construcción’ de la eventual República catalana.

Discrepancias en todos los niveles

Las discrepancias en Podemos discurren a varios niveles: en el grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot -tanto su presidente Lluís Rabell, como su portavoz, Joan Coscubiela, han considerado que el Govern no ofrece las garantías que requiere un proceso de esa envergadura- como en la propia dirección. El secretario de Sociedad Civil y Movimientos Sociales, Rafa Mayoral, consideró que la Ley de desconexión “no es el camino”, ni se hace en el momento adecuado.

Pero Pablo Iglesias mantiene que el 1 de octubre se producirá una “movilización social legítima”, sin aclarar si sus consecuencias serían o no vinculantes para el estatus jurídico de Cataluña.

Las suspicacias del futuro acuerdo de izquierda en la comunidad se revalida con la cena que Iglesias mantuvo el pasado sábado en Barcelona con el líder de ERC, Oriol Junqueras. Una cita que para la antigua Convergència “huele a tripartito de izquierdas”, en palabras de la coordinadora general, Marta Pascal.

Cabe recordar que no es la primera vez que Iglesias explora un acuerdo con las formaciones independentistas. En 2015 ya instó a estos partidos a unirse para excluir a Artur Mas y a CDC del Gobierno catalán. La oferta de esa hipotética alianza, entonces, incluía además al PSC, aunque los socialistas la rechazaron. Iglesias se comprometió también entonces a celebrar un referéndum en Cataluña en caso de ganar las generales.

Últimas noticias

Lo más vendido