España

Los independentistas convierten la manifestación en un acto contra España y el Rey

0 Comentar

Medio millón de personas, según los datos de la Guardia Urbana, han clamado este sábado en Barcelona contra el terror yihadista y en recuerdo de los 15 muertos en los atentados de la pasada semana.

El mensaje de unidad contra el terrorismo, “No tengo miedo”,  ha quedado en cambio empañado por el intento de los independentistas de convertir la manifestación en una gran marcha a favor de sus intereses partidistas y en contra del Estado.

Los secesionistas han inundado la manifestación de esteladas y los extremistas de la CUP han desplegado incluso una enorme pancarta con una foto de Rey y el monarca de Arabia Saudí. Felipe VI y Mariano Rajoy, además de otros representantes políticos, fueron recibidos con pitadas y entre gritos de independencia.

El recibimiento había sido alentado días antes por las propias formaciones y asociaciones independentistas, que insisten en señalar a Gobierno y monarquía como responsables indirectos de los atentados. El propio presidente catalán, Carles Puigdemont, liquidó este viernes cualquier posibilidad de unidad con unas declaraciones en el Financial Times, en las que insiste en el referéndum ilegal y critica al Gobierno por, en su consideración, limitar los recursos a la policía autonómica por motivos políticos. “Les dijimos que no hicieran política con la seguridad, pero desafortunadamente tenían otras prioridades”, decía en la entrevista.

Aunque incluso la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, había insistido en las últimas horas en que fuese una marcha sin banderas, las esteladas han dominado durante todo el recorrido.

Los símbolos independentistas han superado a las banderas españolas, y se han intercalado con pancartas, repartidas por los voluntarios y por la CUP y asociaciones extremistas, con mensajes como “Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas”. Los antisistema han desplegado una gran pancarta con el lema: “Vuestras políticas, nuestros muertos”. 

La mayor parte de los manifestantes más radicales procedían de la concentración, que, dos horas antes, había convocado la CUP para  ‘calentar’ la marcha principal y en crítica a la política exterior española en países como Arabia Saudí. En la protesta, a la que han acudido varios representantes de este partido, aliado de Puigdemont, apenas participó un centenar de personas.

“No tenemos miedo”

Cuerpos de seguridad y de emergencias, personal sanitario y empresarios de La Rambla que atendieron a las víctimas tras los atentados han llevado la gran pancarta de la cabecera. Detrás se han situado las autoridades.

La manifestación ha finalizado con un acto en Plaza Cataluña, en el que la actriz Rosa María Sardá y Míriam Hatibi, portavoz de la fundación Ibn Battuta, han leído un manifiesto que ha reiterado el grito “No tenemos miedo”. En el cierre se ha escuchado música de Pau Casals y leído textos de Federico García Lorca y Josep Maria de Sagarra, y el grito unánime de “No tinc por” (No tengo miedo) por parte de los manifestantes.

Barcelona, decía el manifiesto, “no tiene medio de expresar nuestro dolor por las víctimas, nuestro pésame y solidaridad con las familias, los amigos y todas las personas afectadas por este acto tan cobarde”. Sardà ha clamado: “Si su ideología es la muerte, la nuestra es una apuesta decidida por la vida”, mientras que Hatibi ha apelado al respeto por la diversidad cultural y las creencias.

Ambas han intercalado el catalán y el castellano frente a un gran cartel del artista Frederic Amat como telón de fondo con la leyenda ‘No tengo miedo’ en 15 idiomas, y en un escenario presidido por un decorado floral hecho por el Gremi de Floristes de Catalunya.

También han ensalzado la “solidaridad” de los catalanes en momentos complicados, y han agradecido la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad: la plaza ha enmudecido para protagonizar un sonoro aplauso que ha hecho levantar el vuelo a las palomas que caracterizan esta plaza.

Puigdemont pide no “magnificar” la pitada al Rey

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido que no se magnifique los pitos que ha recibido el Rey durante la manifestación contra los atentados, sino valorar el “clamor” por la paz que se ha podido oír.

La libertad de expresión por encima de todo. Pero tampoco lo tenemos que magnificar”, ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio y al preguntársele tras la manifestación qué le han parecido los pitos a Felipe VI.

Ha añadido que “la gente se ha expresado con libertad, con convivencia y con paz” y ha dicho que lo que más le ha gustado es lo que ha definido como un clamor inequívoco y transversal a favor de la paz.

En la misma línea se ha pronunciado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha justificado la pitada al Rey en la “libertad de expresión” de los catalanes.

“Estos días hemos leído auténticas barbaridades en editoriales y hemos escuchado auténticas barbaridades por parte de representantes de la derecha mediática”, ha considerado el dirigente podemita, cuyo partido no ha suscrito el pacto antiyihadista.

Rajoy destaca la unidad

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado que la manifestación ha sido un acto “por las víctimas y por la libertad”.

En su cuenta personal de Twitter, ha colgado una foto de la cabecera en la que figura con el Rey Felipe VI y personalidades políticas como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el del Senado, Pío García-Escudero, así como con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, o la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado hoy que “unos pocos maleducados no pueden ensuciar el nombre de una gran ciudad como Barcelona”, y ha afeado a sectores independentistas que hayan querido empañar una manifestación contra el terrorismo y de homenaje a las víctimas.

“Esos pocos maleducados no pueden manchar el nombre de una gran ciudad como Barcelona”, ha apostillado. Por contra, Rivera ha querido resaltar el hecho de que “Barcelona y España entera se han querido fundir hoy en un abrazo”.

Últimas noticias

Lo más vendido