Madrid Central

200 empresas de autobuses se manifiestan contra Madrid Central: “Necesitamos parar en Gran Vía”

200 empresas de autobuses se manifiestan contra Madrid Central: “Necesitamos parar en Gran Vía”
Cabecera de la manifestación contra Madrid Centra. (Foto. EP)

El colectivo de Autocares Independientes Discrecionales de Madrid se ha manifestado este jueves en la Gran Vía para reivindicar la "necesidad" de que esta famosa calle cuente con paradas en las que se pueda recoger y dejar turistas.

La agrupación que engloba a más de 200 empresas de autocares discrecionales han mostrado su enfado con Madrid Central. El objetivo de esta enésima jornada de protestas contra la medida de Manuela Carmena ha sido “denunciar la problemática relacionada con la actividad del transporte turístico en la zona de mayor concentración de alojamiento, patrimonio cultural y atractivo turístico de la capital”. “Somos servicio público, queremos soluciones, no restricciones”, rezaba la pancarta de la cabecera de la marcha.

Tras diversos actos de protesta realizados en los últimos meses, las diferentes organizaciones y empresas particulares que han promovido estas actuaciones, han constituido el colectivo de Autocares Independientes Discrecionales de Madrid para coordinar sus actuaciones y facilitar la interlocución con la administración municipal, explican en una nota de prensa.

La protesta de hoy ha consistido en un recorrido de los autocares autorizados para circular y ocupar la Gran Vía de 11:00 a 13:00, con el mensaje ‘I Love Turismo’. A través del cual han querido defender la actividad turística y transmitir la imagen de Madrid como ciudad acogedora y hospitalaria, en este sentido, se han distribuido folletos a la ciudadanía para explicar la campaña.

Importancia del turismo

La importancia a nivel de imagen turística y económica del distrito Centro, se puso de manifiesto cuando el Ayuntamiento declaró entre 2007 y 2011 todo el distrito, Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT). Ahí se concentran: 701 hostales, pensiones y hoteles (más del 60% de los establecimientos y un total de 40.000 habitaciones), 740 de los principales atractivos turísticos de Madrid (palacios, museos y monumentos, gran parte de la actividad cultural de teatros, cines y salas de conciertos) y, en términos de riqueza, un 65% de toda la actividad económica turística que genera la ciudad.

“Somos servicio público, queremos soluciones, no restricciones”, rezaba la pancarta de la cabecera de la marcha.

La importancia turística del transporte discrecional se pone de manifiesto cuando diariamente, hace 100 transfers al aeropuerto y más de 400 traslados a congresos y convenciones.

En cuanto a las excursiones, todas las rutas que se dirigen a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, Toledo, Segovia, El Escorial, etc., recorren el distrito Centro para recoger pasajeros.

Todas estas actividades, denuncian, corren peligro si no se introducen importantes mejoras en el diseño de Madrid Central que faciliten la accesibilidad del transporte turístico discrecional al centro de la ciudad.

Impacto de Madrid Central

Sostienen que Madrid es una ciudad abierta y acogedora para todos. El abrazo de Madrid, el principal elemento simbólico utilizado en la campaña de promoción turística nacional e internacional que Madrid Destino viene desarrollando en estos momentos. Asimismo, la Gran Vía, es el principal icono turístico de la ciudad y el área en el que se concentra la mayor parte del alojamiento turístico.

200 empresas de autobuses se manifiestan contra Madrid Central: “Necesitamos parar en Gran Vía”
Momento de la protesta en Gran Vía.

Para que Madrid siga siendo una ciudad hospitalaria, piden que el transporte turístico necesita tener en la Gran Vía zonas donde poder dejar y recoger a los turistas y sus maletas. Las familias, los niños, los carritos de bebé y la gente mayor, necesitan poder visitar el centro con comodidad, o no querrán venir a la ciudad.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, Madrid Central tiene que introducir una serie de mejoras y cambios para apoyar la actividad turística de Madrid, incluyendo autorizaciones que faciliten el acceso a la Gran Vía y a los principales ejes viarios para el transporte turístico, la ampliación del calendario de renovación de las flotas y la creación de paradas y zonas de estacionamiento para facilitar la carga y descarga de viajeros y de sus maletas que hagan más cómoda y confortable la experiencia turística de la ciudad para sus visitantes, si es que el Ayuntamiento no quiere provocar el deterioro turístico de la capital.

“Así no”

Por todo lo dicho, las empresas independientes del turismo discrecional de Madrid anuncian que mantendrán las acciones de protesta hasta que no se resuelvan los problemas históricos que viene arrastrando el sector del transporte discrecional en la ciudad, y que se han visto agravadas exponencialmente como consecuencia de las medidas restrictivas impuestas por Madrid Central.

Últimas noticias