para la producción del vehículo eléctrico

Volkswagen prima Martorell tras las presiones de Moncloa y deja en el aire 2.500 empleos en Navarra

La planta de Volkswagen Navarra en Landaben
La planta de Volkswagen Navarra en Landaben

Dardo envenenado de Volkswagen a la planta de Navarra en favor de Seat Martorell por las presiones del Gobierno de Pedro Sánchez. El CEO de la marca alemana, Ralf Brandstätter, ha asegurado este martes que «muy probablemente» España fabrique la nueva familia de coches eléctricos. Según señalan fuentes conocedoras de la situación en conversaciones con este diario, la factoría de Landaben ensamblará un nuevo prototipo de automóvil de la familia ID, el ID1. No obstante, esta nueva adjudicación podría comprometer el futuro de hasta 2.500 empleos, lo que se traduce en el 50% de los puestos de trabajo de la fábrica navarra, por su bajo nivel de ensamblajes.

«Las sospechas se han cumplido y en el mes de octubre el Grupo Volkswagen anunciará, en un gran acto en su sede de Wolfsburgo (Alemania), las adjudicaciones de la nueva familia de coches eléctricos para avanzar en la transición al vehículo de ‘cero emisiones’ y España pillará cacho», aseguran las citadas fuentes. En concreto, explican que «la mejor parte se la quedará la planta de Seat Martorell, donde se ensamblará el modelo pequeño de Volkswagen, mientras que la factoría de Navarra se llevará la peor parte por las presiones de Moncloa por las presiones desde Moncloa para primar Cataluña a cambio de ayudas públicas -como el Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE)-«.

Tal y como avanzó OKDIARIO, Pedro Sánchez, personalmente, ofreció al presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, 1.500 millones de euros para trasladar producción a Cataluña en detrimento de Navarra para el ensamblaje del nuevo eléctrico por la falta de confianza del fabricante automovilístico alemán en la marca Seat. Tal es la desconfianza, que la que fue la única compañía de coches española no contará con un vehículo eléctrico propio y será CUPRA -con la producción de 80.00 unidades- la que electrifique Martorell.

Landaben también producirá eléctricos pero llegarán más tarde que a Martorell y los coches serán menos competitivos porque todas las quinielas apuntan a que Seat ensamblará las 200.000 unidades de los modelos electrificados de la marca Volkswagen. Mientras, en los planes de Volkswagen, Navarra sólo ensamblará 100.000 vehículos de cero emisiones.

Una adjudicación vital para Navarra

Ante esta situación, las citadas fuentes denuncian que «se fabricarán menos unidades que en Martorell y llegará dos años más tarde, en 2027, lo que podría comprometer el empleo en el factoría por la reducción de los turnos de producción un 50% a la espera de la llegada del eléctrico». «Por lo tanto, el futuro de 2.500 trabajadores estaría en el aire, ante los pequeños volúmenes de ensamblajes que quiere el grupo de este modelos sumado a el bajo número de empleados que requiere el ensamblaje de vehículos de cero emisiones y los volúmenes», explican.

«No ponemos en duda el empleo de los 4.000 trabajadores de la planta más los casi 8.000 de los proveedores, pero evidentemente el futuro está en la electrificación de la movilidad y, por tanto, es imprescindible que Volkswagen decida que uno de los coches que se vayan a hacer en España se haga en Pamplona», han insistido.

Lo último en Economía

Últimas noticias