Motor

Volkswagen, Ford, Stellantis y Renault: el 70% de las fábricas de coches en España están en ERTE

facturación industrial
Fábrica de coches

La crisis de los semiconductores derivada de la falta de abastecimiento de piezas ha dado la puntilla al sector de la automoción en España en plena recuperación tras el impacto de la pandemia -que provocó un descenso de la producción y las matriculaciones de coches en 2020-. En la actualidad, el 70% de las plantas de construcción de automóviles está bajo la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por la falta de aprovisionamiento de chips imprescindibles para el montaje de los vehículos.

Según datos de Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), once factorías se encuentran bajo un expediente de regulación de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas por la falta de piezas que ha provocado numerosos parones en las líneas de montaje de los fabricantes automovilísticos. Stellantis Vigo, Stellantis Zaragoza, Stellantis Madrid, Nissan Cantabria, Nissan Avila, Mercedes Vitoria, Volkswagen Navarra, Ford Almussafes, Renault Valladolid, Renault Palencia y Renault Sevilla  son las fábricas que producen a medio gas por la crisis de los semiconductores.

La planta de Seat Martorell fue la primera planta en España que aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas, ya que empezó a registrar en el mes de enero niveles de aprovisionamiento en penuria. No obstante, el fabricante automovilístico del grupo Volkswagen dijo adiós al expediente el pasado mes mayo aunque aún sufre los parones derivados de la crisis de los semiconductores.

Volkswagen Navarra 

El fabricante automovilístico Volkswagen está sufriendo el impacto de la crisis del coronavirus a nivel mundial con las plantas españolas como una de las más afectadas. Ante esta situación, la dirección de Landaben aprobó la ampliación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas organizativas y productivas hasta el 31 de diciembre. Con este nuevo ERTE, el fabricante automovilístico alemán pretende evitar bajar el ritmo de producción actual en cada día y opta por concentrar la necesidad de no producir en días o turnos completos y así poder mantener el empleo.

Renault Valladolid, Palencia y Sevilla

Renault es una de la compañías que más está sufriendo la falta de piezas con la pérdida de hasta 200.000 unidades productivas. La dirección del fabricante automovilístico francés acordó con los sindicatos ampliar el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa productivas para los centros de Valladolid y Palencia debido a que continua la penuria por falta de componentes eléctricos, según avanzó este diario.

La afectación será desde la finalización del periodo de consultas hasta el 31 de diciembre de 2021 con 40 jornadas de parada para toda la plantilla en la factoría carrocería montaje y direcciones Centrales de Valladolid, 17 jornadas para la planta de motores de Valladolid y 61 jornadas para el 100% de los trabajadores en la fábrica de Palencia. El expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) puede afectar a 9.163 trabajadores.

No obstante, la situación de la planta de Sevilla es aún más compleja y Renault ha acordado aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de 266 días para los 996 trabajadores del centro con una vigencia entre el 1 de julio de 2021 y el 31 de marzo de 2023.

Ford Almussafes

La dirección de Ford Almussafes (Valencia) aprobó el pasado mes de junio un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que supondrá siete días de paro total en las plantas de fabricación de vehículos, 17 días de paros para las líneas de montaje de motores y 23 para líneas de Mecanizados, además de mantener la supresión del turno de noche que no ensambla coches desde que la crisis de los semiconductores empezó a dar sus primeros coletazos.

El nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) afectará en torno a 6.121 empleados, ya sea de manera total los días de paro total, o parcialmente, con un mínimo de 1.400 diarios al no estar funcionando el turno de noche. Y como consecuencia, la planta dejará de fabricar unos 26.000 coches y 30.000 motores a lo largo de los próximos tres meses.

Una situación similar sufren las plantas de Stellantis en España, inmerso en la reestructuración de su red de concesionarios, que han acordado ampliar el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de diciembre por la falta de piezas.

Lo último en Economía

Últimas noticias