Gran consumo

Las ventas de cerveza se vienen abajo un 40% por la desaparición del turismo y la incipiente crisis

El verano concentra el 31% de las ventas de cerveza de todo el año, una cifra en parte que se alcanza gracias al gran consumo que hacen turistas extranjeros, especialmente alemanes y británicos. Las grandes cerveceras se encuentran ante problemas.

San Miguel
Cervezas San Miguel (grupo Mahou).
  • Óscar Tomasi / EFE

Mal año para las empresas cerveceras con capital español o de fábricas españolas, que se están viendo arrastradas por el hundimiento del turismo. La caída del negocio hostelero anticipa problemas para la vuelta de vacaciones.

Un 31 % de las ventas de cerveza de todo el ejercicio se concentran en España en verano. Esta cifra se consigue gracias al aluvión de turistas que suele recibir el país por estas fechas.

Sin embargo, en 2020 los visitantes brillan por su ausencia: «El turismo internacional está en mínimos, y hay que recordar que buena parte de los visitantes proceden de países como el Reino Unido o Alemania -con consumos per cápita de cerveza más altos-. Lo que no se venda ahora, ¿cuándo se va a consumir?» se pregunta el presidente de la patronal Cerveceros de España, Jacobo Olalla.

En declaraciones a Efe, Olalla dibuja un panorama desalentador: el turismo nacional no compensa la brutal caída del turismo extranjero, el 16 % de los bares y restaurantes sigue sin reabrir sus puertas -y se teme que no vuelva a hacerlo- y la incipiente crisis económica ya se nota en los hábitos de los clientes, más precavidos en el gasto.

Grandes caídas

El sector sufre de la mano de la hostelería, canal que concentra más de dos terceras partes del consumo de cerveza en volumen y del que proceden cerca del 80% de sus ingresos, ya que la rentabilidad de cada caña servida en el bar es sensiblemente superior a la de la lata comprada en el supermercado.

La hostelería concentra más de dos terceras partes del consumo de cerveza en volumen y de ella proceden el 80% de los ingresos

La patronal estima que desde la irrupción de la covid-19 el volumen de ingresos ha caído en torno a un 40 % porque el mayor consumo de esta bebida dentro de casa «no compensa» todo el terreno perdido fuera del hogar.

La compra de cerveza dentro de casa no compensa la caída de las ventas en el establecimiento hostelero

«Lo duro vendrá a la vuelta de verano. ¿Qué pasará cuando acabe el buen tiempo, haga frío y no queramos estar en terrazas? Y a eso se sumará la falta de poder adquisitivo de los españoles por las mayores dificultades económicas», anticipa Olalla.

El portavoz de las cerveceras incide en el elevado peso de las ventas de cerveza en los ingresos de los bares españoles -representa entre el 35 y el 40% de su facturación media- y en la importancia de la hostelería para el turismo, el PIB y el empleo nacional.

Resultados malos

La pandemia está afectando de forma sensible a la economía, aunque hay sectores más afectados que otros; la cerveza se sitúa entre los más damnificados, junto a la mayor parte del sector de bebidas (vino, agua mineral, refrescos y espirituosos), aunque su relación con el verano es más estrecha que e otras categorías.

En las últimas semanas se han publicado los informes de resultados semestrales de algunas de las mayores cerveceras del mundo y en todos se confirma el «revolcón» sufrido por el coronavirus.

La más grande de todas, Ab InBev (dueña de Budweiser, Corona, Stella Artois y la española La Virgen, entre otras) ha reducido su beneficio casi a la mitad entre enero y junio, hasta los 64,7 millones de euros, y su facturación bajó un 17,5 %, hasta los 18.130 millones.

En esta misma línea, su competidora Heineken registró una caída de sus beneficios del 76 %, hasta los 227 millones de euros, y su facturación neta fue de 9.243 millones, un 19 % menos que en el primer semestre de 2019.

Ab InBev, la mayor cervecera del mundo, ha reducido su beneficio a la mitad y su facturación cayó un 17,5%

La multinacional neerlandesa, de hecho, ha suspendido sus estimaciones para el 2020 ante la «volatilidad» de la situación, y en España ha registrado un descenso en el volumen de ventas de cerca del 20 % entre enero y junio: «La caída en hostelería rondó el 40 %, pero fue parcialmente compensada por el crecimiento en supermercado».

La líder del mercado español, Mahou-San Miguel, no ha hecho públicos datos de momento, pero un portavoz de la empresa habla de un descenso en hostelería «dramático» y reconoce que se preparan para un 2020 «malo» y un 2021 «que seguirá siendo negativo en comparación con el 2019».

Por el momento el sector aguanta en lo que se refiere al empleo, aunque algunas fuentes especulan con la posibilidad incluso de recortes en las plantillas si la situación no mejora.

Lo último en Economía

Últimas noticias