La socimi Testa retrasa su estreno bursátil por la inestabilidad política

Testa
Página web de Testa

El debut bursátil de Testa Residencial, uno de los más esperados por el mercado, se retrasa por la inestabilidad política española. La salida a Bolsa de la socimi estaba prevista para el próximo mes de junio y como consecuencia de la volatilidad de los mercados -el Ibex ha perdido los 10.000 puntos y se deja a mediodía casi un 3%-, su estreno tendrá que esperar.

La crisis política, protagonizada por la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy, ha pasado factura a la socimi de pisos, que ha decidido debutar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en vez de salir directamente al Mercado Continuo tal como tenía inicialmente programado.

Sin embargo, al tratarse de una socimi, tiene como obligación estar presente en algún mercado regulado. Por ello, con tal de no perder su condición -que además establece un plazo fijo para salir a Bolsa- Testa Residencial saldrá a cotizar al MAB antes del 30 de septiembre, si bien no descarta saltar al Continuo en una segunda fase.

Testa, después de Azora

Testa Residencial es así la segunda compañía después de Azora que decide demorar su prevista salida a Bolsa, si bien en caso de esta firma de gestión de activos inmobiliarios, atribuyó su aplazamiento a la OPA que Blackstone ha lanzado sobre Hispania, uno de sus principales clientes.

En el caso de Testa, la firma tenía previsto empezar a cotizar en Bolsa en la segunda quincena del próximo mes de junio, y barajaba el día 22 como fecha de su estreno en el mercado.

La socimi de pisos en alquiler tenía planeado salir a Bolsa a través de una oferta pública de venta de acciones (OPV) y una oferta pública de suscripción (OPS) de nuevos títulos, esta última por importe de 130 millones de euros, ambas dirigidas a inversores institucionales.

Segunda salida fallida

De esta forma, Testa se iba a convertir así en el segundo estreno en Bolsa del año, después del de Metrovacesa en febrero, si bien ahora figura como segunda inmobiliaria en decidir demorar su salida.

Las decisiones de Azora y Testa podrían así influenciar a otras firmas del sector que también tenían previsto saltar al parqué, como Vía Célere y Haya Real Estate, el servicer del fondo estadounidense Cerberus. En este caso, la firma lo tiene actualmente condicionado al cierre de contratos de gestión de activos que actualmente negocia con BBVA y Sareb.

En cuanto a Testa Residencial, en virtud de la OPV, tenía previsto salir de su capital la también socimi Merlin Properties, con la colocación de toda la participación del 17% que tiene en la firma.

Santander y BBVA

El mercado también esperaba que Santander y BBVA vendieran parte de sus participaciones en la compañía de pisos en renta, del 37% y el 26%, respectivamente. Acciona, de su lado, aún no había tomado una decisión sobre su 20% en la compañía.

Testa Residencial figura como una de las primeras empresas de pisos en renta del país, dado que cuenta con una cartera de 10.700 viviendas, valorada en 2.275 millones de euros.

Con su salto al mercado la firma pretende consolidarse como nuevo ‘gigante’ inmobiliario, además inédito en el país, dada su especialización en alquiler de primera residencia, coincidiendo además con el auge que este sector registra este mercado.

Temas

Últimas noticias