Grupo Volkswagen

Seat alerta a los dueños del Exeo de daños en el airbag que pueden poner en peligro la vida de los pasajeros

Seat alerta a los dueños del Exeo de daños en el airbag que pueden poner en peligro la vida de los pasajeros
Fábrica de Seat en Martorell

La marca Seat, perteneciente al grupo alemán Volkswagen, ha comunicado por carta a los propietarios del modelo Exeo en España que deben acudir urgentemente al taller para reparar daños en el airbag del acompañante que «pueden provocar lesiones que pongan en peligro la vida de los pasajeros», según la misiva.

De acuerdo con la carta enviada a los clientes, la empresa Takata -fabricante de la pieza- ha informado de que, «en caso de accidente con activación del airbag, la carcasa del generador de gas del airbag frontal en el lado del acompañante puede estallar». El motivo «puede ser un deterioro del agente propulsor causado por una elevada humedad del aire y grandes cambios de temperatura durante un periodo de tiempo muy prolongado», continúa la marca.

«En caso de un accidente con una activación del airbag frontal en el lado del acompañante, fragmentos del generador de gas pueden provocar lesiones que pongan en peligro la vida de los pasajeros», finaliza la advertencia de Seat.

La filial de Volkswagen insta en la carta a los propietarios del modelo Exeo a acudir inmediatamente al taller para proceder a la sustitución de esa pieza de forma gratuita.

Takata

Seat es la última afectada por los airbags defectuosos del fabricante japonés Takata. Desde hace cuatro años, varias marcas han tenido que llamar a revisión a los modelos que incluían los airbags de esta firma. Incluso ha habido decenas de muertes en Estados Unidos que se han apuntado en el debe de esta firma.

En enero de 2016, el diario norteamericano ‘The New York Times’ publicó varios correos electrónicos entre empleados de la firma en Japón y en Estados Unidos que probarían que la marca era conocedora de que los airbags estaban en condiciones defectuosas.

«¡Feliz manipulación!», decía el ingeniero de airbags de Takata, Bob Schubert, en un correo electrónico del 6 de julio de 2006 en referencia a los resultados de las pruebas de bolsas de aire, según el diario. En otro correo, Schubert escribió sobre cambiar los colores o las líneas en un gráfico «para desviar la atención» de los resultados de la prueba y «para tratar de disfrazarlo».

Los problemas generados por los airbags defectuosos llevaron a la compañía a declararse en bancarrota en 2017, cuando fue adquirida por Joyson Safety Systems.

Lo último en Economía

Últimas noticias