125.000 unidades hasta junio

Renault España en el punto de mira: acumula una caída de la producción del 40% en el primer semestre

Renault España en el punto de mira: acumula una caída de la producción del 40% en el primer semestre
Una planta de producción de Renault

Las plantas de Renault en España ya producen menos que el año de la pandemia. La falta de abastecimiento de piezas derivada de la crisis de los semiconductores ha provocado que el fabricante automovilístico registre una caída de la producción del 40% hasta junio en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las numerosas paradas en las líneas de producción de las factorías de montaje de Valladolid y Palencia han obligado a la compañía gala a presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas.

Según los datos a los que ha tenido acceso este diario, las plantas de Renault en España han producido 125.000 unidades en lo que va de año, lo que se traduce en un descenso del 39,4% en comparación con los 190.000 coches ensamblados en el mismo periodo de 2020. Un dato que refleja como la crisis de los semiconductores está afectando más al fabricante automovilístico francés que los casi tres meses de parada por la declaración del estado de alarma a consecuencia de la pandemia.

En concreto, la factoría de Valladolid -donde se ensambla el Captur- ha producido en los seis primeros meses del año un total de 80.000 vehículos con las líneas de montaje a tres turnos -mañana, tarde y noche- pero con paradas desde el mes de abril por la falta de aprovisionamiento de piezas. Mientras, en el año de la pandemia, la planta del fabricante automovilístico francés produjo un total de 100.000 unidades. Esto es, una caída del 10%.

Mientras, en la fábrica de Palencia -donde se producen los modelos Mégane y el Kadjar- la caída de la producción ha sido mayor, ya que desde la central en Francia han priorizado el abastecimiento de piezas a las plantas donde se producen los vehículos más vendidos como es el caso de Valladolid donde se ensambla el Captur que es uno de los modelos más vendido de Europa.

La planta que tiene el fabricante automovilístico francés en la localidad palentina de Villamuriel de Cerrato ha ensamblado 45.000 coches en el primer semestre del año, lo que se traduce en un desplome del 56% en comparación con las 80.000 unidades ensambladas en el mismo periodo del año anterior.

Nuevo ERTE

No obstante, los niveles de abastecimiento de piezas están lejos de normalizarse. Para hacer frente a la situación la compañía gala ha acordado con los sindicatos la ampliación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas hasta el 31 de diciembre.

Un expediente que contempla un máximo de 61 días para la factoría de Palencia, 40 días para las factorías de carrocería, montaje y direcciones centrales y 17 días para la factoría de Motores, que puede afectar a 9.448 trabajadores, por causas productivas derivadas de la situación que continúa sufriendo la compañía debido al desabastecimiento de semiconductores que atraviesa todo el sector.

La «incertidumbre» entre los trabajadores, que llevan en esta situación desde el pasado mes de abril, empieza a ser notable, así como en las empresas auxiliares. De momento, Renault ha trasladado que seguirán «informando puntualmente» a los representantes de los trabajadores y aseguran que el mercado «es muy cambiante».

Lo último en Economía

Últimas noticias