Pedro Sánchez se jacta de los logros económicos de Rajoy para ensalzar su año en el Gobierno

Pedro Sánchez, en su debate de investidura.
Pedro Sánchez, en su debate de investidura.

Pedro Sánchez se ha apropiado este lunes, en el debate de investidura, de los logros obtenidos a partir de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de Rajoy así como de su reforma laboral. Eso sí, lo ha hecho obviando la realidad. Las medallas económicas que ha intentado ponerse el Presidente en funciones son consecuencia de los Presupuestos elaborados por el anterior Ejecutivo que, según han reconocido fuentes populares a OKDIARIO, se hicieron pensando en prorrogarlos este año.

Un hecho, que ha terminado favoreciendo al Gobierno de Pedro Sánchez, pese a que desde el Ejecutivo socialista se insiste en hacer alabanzas a la mejora económica, omitiendo que se debe, en gran medida, a los Presupuestos de 2018. Por ejemplo, en aquellos PGE se decidió elevar las pensiones un 1,6%, además de las mínimas un 3% cada año, e ir subiendo la base reguladora de las prestaciones por viudedad hasta el 60% en 2019. Hitos de los que se jacta Sánchez.

Pero Sánchez ha ‘pinchado’ en muchos otros comentarios. Por ejemplo, se ha ‘puesto la medalla’ por crecer más que la media de la eurozona, con una Alemania al borde de la recesión y con Italia y Francia en estancamiento; algo que, a ojos de cualquier economista, no es ninguna hazaña. Además, España siempre entra más tarde en recesión, pero lo hace de manera más abrupta, precisamente por el exceso de autocomplacencia que muestra ahora Sánchez y que nos recuerda a lo de "la Champions" de Zapatero.

Y es que, recuerden, en 2007, cuando el mundo entraba en plena crisis y prácticamente todos los países alertaban de ello, José Luis Rodríguez Zapatero consideraba que España participaba en la "Champions League de las economías mundiales", un torneo en el que España era "la que más partidos gana, las que más goles ha metido y la menos goleada".

Entre otras perlas que ha dejado Pedro Sánchez en su discurso, aunque leyendo entrelíneas, está que, pese a que España tiene el mayor déficit de la Unión Europea, lo quieren aumentar a partir del aumento del gasto público.  Es decir, que pese a que dice querer reducir el déficit público, la realidad pasa porque, con el aumento del gasto que promete, resulta imposible. Además, la prima de riesgo está deprimida en toda la UE por la política monetaria, y no por su acción de Gobierno… aunque el Presidente en funciones no quiera verlo.

Otra de las virtudes económicas de las que se ha jactado Sánchez es de haber creado más 500.000 empleos. Pero si eso se ha logrado ha sido gracias a la reforma laboral de Rajoy, y de haber reducido el déficit con los Presupuestos del Ejecutivo Popular. De hecho, tal y como reconoce prácticamente cualquier economista, medidas como las de subir por ‘decretazo’ y sin diálogo social el Salario Mínimo Interprofesional reman en contra de la generación de empleo, algo de lo que han advertido todas y cada una de las instituciones económicas nacionales.

Por si esto fuera poco, el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno ha prometido subir el SMI más allá de los actuales 900 euros, así como un nuevo Estatuto del Trabajador. Esto es algo que los empresarios consideran que va a deprimir muchísimo más la economía porque provocará el cierre de empresas, especialmente las pequeñas, y destruirá empleo a medio y largo plazo.

Lo último en Economía