¿OPA a Banco Popular?: Guía para el accionista

Popular
Emilio Saracho, ex presidente de Banco Popular (Foto: EFE).

El Banco Popular es el caramelo financiero expuesto en el escaparate del mercado: algunas entidades financieras se lo están pasando de mano a mano sin abrirlo, sin saborearlo. Pero todas lo quieren: BBVA, Santander, Bankia y Sabadell son los potenciales compradores de la entidad presidida por Emilio Saracho, la cual está en boca de todos desde que se anunciara que había la posibilidad de una operación de compra.

Esta situación de incertidumbre también se ha trasladado al mercado. En función del día, las acciones del Banco Popular caen y suben con fuerza al calor de los rumores de su próxima venta. Sin embargo, aunque ahora esté en el punto de mira, la entidad financiera es "el valor con peor comportamiento de todo el selectivo español", explica a OKDIARIO Joaquín Robles, analista de XTB.

Da igual el periodo en el que nos fijemos, Banco Popular es la acción del Ibex que más ha perdido: "en lo que va de año se ha dejado un 24,18%; si tomamos las últimas 52 semanas, la entidad habría perdido un 64,58% y si nos vamos a los últimos tres años es el valor que más se ha dejado: un 83,93%", asegura Robles.

A día de hoy, las acciones del Popular cuestan 69 céntimos, algo que podría cambiar en función de si hay compra o no. "Si pensamos que no va haber ningún tipo de compra, lo normal es que se vaya a mínimos históricos y valga 60 céntimos. Pero, si hay compra, el valor de sus títulos podría rondar los 0,90 céntimos de euro. Hay una gran distancia por ambos lados por el riesgo que supone tomar una determinación", sostiene el analista de XTB.

Un precio con el que coincide Gisela Turazzini, CEO de Blackbird: "nuestra valoración es de 0,65€ porque es muy aleatorio, aunque depende de la credibilidad del balance del Popular, que para nosotros y visto lo visto es nula".

Y ante esta situación de incertidumbre…

¿Qué deberían hacer los accionistas?: ¿quedarse o marcharse?

Hay dos alternativas en función de lo que pueda producirse. Si hay compra, quédate y si no la hay, márchate. "Si apuestas porque el banco va a ser comprado, mantén las acciones, porque lo normal es que la compañía que compre el Popular pague una sobreprima para hacerse con el banco", señala Robles, quien mantiene que en el caso de que no haya venta, los inversores "deberían desinvertir porque perjudicaría al precio de la acción".

"Los accionistas en estos momentos deberían mantener sus posiciones", subraya Turazzini. Aunque si está pensando en invertir en Popular, que le desaparezca la idea de la cabeza: "los nuevos inversores deberían estar totalmente al margen, debido a la elevada incertidumbre", apunta.

Lo último en Economía