Hasta 0,9833 dólares

La mayor agresividad de la Fed lleva al euro a nuevos mínimos de dos décadas

euro fed
Estatua del euro en la sede del BCE.

El euro perdió el miércoles el 1,35% frente al dólar, una caída muy elevada para una divisa en una única sesión. El descenso provocó que el miércoles registrase nuevos mínimos de dos respecto a la divisa estadounidense hasta cambiarse por 0,9833 unidades de dólar. El motivo principal es la renovada agresividad en la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

El Comité Abierto de la Fed decidió por unanimidad subir los tipos de interés en 75 puntos básicos, lo previsto por el consenso, hasta el rango del 3-3,25%, pero su discurso y previsiones apuntan a que se mantendrá el ritmo de subidas al menos durante este año. Los responsables de la política monetaria ven ahora el tipo de interés de los fondos federales en el 4,4% en diciembre, desde el 3,4% anunciado antes de verano. El punto medio para 2023 pasó al 4,6%, desde el 3,8% previo

“Estas estimaciones no descartan necesariamente que se produzcan recortes en los tipos de interés en algún momento del próximo año, al menos envía una señal a los mercados de que un retroceso en el proceso de subida es menos probable de lo que muchos inversores creían anteriormente”, señalan desde la casa de divisas Ebury. Los expertos de la firma ven como “único freno a esta agresividad” a las palabras del presidente de la Fed, Jerome Powell, que señaló que hace falta tiempo para ver el efecto completo del endurecimiento de tipos sobre la economía, “por lo que es posible que haga falta frenar la subida de tipos en los próximos meses para evaluar cómo reacciona el sistema. La agresividad de la Reserva”, según Ebury.

El comunicado del Comité fue claro y sus miembros anticipan un incremento «continuado» de los tipos de interés y avisan de que están dispuestos a mayores subidas «si surgen riesgos que podrían impedir el logro de los objetivos». Llaman la atención sobre el «crecimiento moderado del gasto y la producción», lo que les servía de argumento para continuar con una política restrictiva. «La creación de puestos de trabajo ha sido sólida en los últimos meses y la tasa de desempleo se ha mantenido baja», otro argumento más a su favor.

La Fed cree que la economía estadounidense, pese a estar en recesión técnica, tiene capacidad para resistir mayores precios del dinero, mientras que los expertos consideran que la de la eurozona no está en la misma situación y que vivirá una crisis económica más prolongada que en Estados Unidos. El Banco Central Europeo se mostró agresivo también y subió los tipos en 0,75 puntos, hasta el 1,25%, la mayor subida de la historia, pero su normalización monetaria empezó más tarde que la de la Fed y ahora el dólar juega con ventaja.

La crisis energética es el otro gran escollo para la moneda única. La falta de suministro de gas desde Rusia frena la actividad productiva, el crecimiento cae y la desaceleración económica hasta la recesión se acelera. Europa debe compensar la falta de gas ruso con la compra a otros productores como Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos o Azerbaiyán a los que debe pagar en dólares, lo que también daña la divisa.

Grandes entidades de inversión como Goldman Sachs aseguran que el euro permanecerá por debajo de la paridad con el dólar hasta dentro de un año. Los motivos son los expuestos: mayor fortaleza de la economía estadounidense frente al escenario recesivo en Europa, la crisis energética y las subidas de tipos de interés de la Fed.

Lo último en Economía

Últimas noticias