Madrid, Navarra y La Rioja son las comunidades que más facilitan la creación de empresas

semáforo
El informe Doing Business resalta el atractivo para hacer negocios de La Rioja o Madrid (Foto: GETTY).

En España existe una gran diferencia para los emprendedores en cuanto a la facilidad para hacer negocios según la comunidad autónoma en la que se realice la actividad. La Rioja, Madrid y Navarra son las comunidades autónomas que más facilitan la creación y el desarrollo de los negocios, mientras que Aragón y Galicia son las que más piedras ponen en el camino de los emprendedores.

Iniciar una actividad empresarial en España, de media, resulta más complicado que hacerlo en Macedonia o Mauricio. Nuestro país ocupa el puesto número 33 en el ranking Doing Business que desde hace décadas elabora anualmente el Banco Mundial.

Hay regiones más atractivas que otras para realizar negocios. Pero, ¿por qué? El informe analiza cinco etapas de la vida de una empresa: apertura, obtención de permisos de construcción, acceso a la electricidad, registro de propiedades y comercio transfronterizo. Cada una de ellas determina la facilidad con la que el empresario se encuentra finalmente a la hora de emprender y echar a rodar su negocio.

Pese a que ocupa uno de los últimos puestos en el ranking general, Andalucía es la región en la que más rápido y sencillo se puede crear una empresa gracias a que las tasas son bajas y a que es uno de los lugares en los que más se utiliza la plataforma telemática CIRCE, que simplifica los trámites. En este caso, la mayoría de los pasos para la creación son a nivel estatal y apenas un par de ellos a nivel autonómico, por lo que las regulaciones locales influyen poco.

Respecto a los permisos de construcción, el Banco Mundial asegura que “se han realizado mejoras en materia de regulación a nivel autonómico y municipal, como la implementación de sistemas electrónicos para agilizar procesos administrativos”, aunque señala que es necesario continuar con la modernización y simplificación de procesos. La obtención de estos permisos depende de las autonomías, pero la implementación la realizan los ayuntamientos mediante los Planes de Ordenación Urbana.

El tiempo de espera en la solicitud de licencia de obras y actividad varía desde los 45 días en Logroño hasta los seis meses de demora que tiene que sufrir un murciano como consecuencia de que existen ocho servicios diferentes del ayuntamiento que tienen que informar antes de que la licencia pueda obtenerse.

Coste de la energía y trámites inmobiliarios

El siguiente paso es la obtención de electricidad. El estudio resalta que “el coste de la electricidad en España es alto, principalmente a causa de impuestos y gravámenes, que representan el 50% de la factura“. Cataluña, Navarra y País Vasco son las regiones en las que con mayor facilidad se consigue una conexión eléctrica nueva.  Aquí, los trámites dependen en su mayor parte de las comunidades autónomas, y nos podemos encontrar con que en Navarra el tiempo medio de espera es de 81 días, mientras que en Murcia son 178.

Los trámites, el tiempo y el coste necesarios para que una empresa compre a otra un inmueble y complete la transmisión del título de propiedad es otro de los aspectos que analiza Doing Business. En este paso, España saca buena nota gracias a la informatización del sistema, que ha permitido rebajar los días de espera a dos semanas menos que la media de la Unión Europea.

A la hora de transmitir la propiedad, resulta más sencillo hacerlo en Ceuta o Melilla que en Valencia, Asturias o Galicia debido a la diferencia en el coste, que puede variar entre el 3,1% del valor de la propiedad en las ciudades autónomas y el 10,1% del valor en Asturias. La plusvalía también es un factor influyente a la hora de la transmisión, ya que en Bilbao apenas es del 0,6% del valor mientras que en Barcelona, Murcia y Zaragoza llega es del 4,8%.

Por último, el comercio vía marítima (sin tener en cuenta aranceles) es un aspecto en el que España es eficiente, pues a nivel internacional se encuentra entre los países que más fácil lo ponen para comerciar. El tiempo de tramitación es similar en todas la comunidades autónomas, pero el coste de importar o exportar un contenedor varía según el puerto escogido. Las 28 autoridades portuarias que existen en España se encargan de gestionar los puertos y de establecer las tasas, además de pagar a los representantes aduaneros, lo que se traduce en una variación en el coste según el puerto.

El Banco Mundial concluye que “casi todas las comunidades autónomas tienen un resultado por encima de la media en al menos un área”, por lo que invita a las regiones a que traten de imitar lo mejor de cada una para así mejorar a nivel nacional. Resulta imprescindible disminuir las trabas para que los emprendedores, de quienes tanto suelen hablar los políticos, puedan ejercer la función empresarial con la mayor facilidad posible. Poner trabas a ello es lo mismo impedir la creación de riqueza y (sobre todo) de empleo que España tanto necesita.

Últimas noticias