TVE

Lakidaín afronta una segunda investigación por revelar datos psicológicos de una compañera de TVE

Lakidaín, finalista a presidir RTVE, hizo públicos extractos de un informe de la unidad de Salud Laboral de la Corporación sobre una compañera 'rival'

Esta empleada de la cadena le ha denunciado por vulnerar la Ley de Protección de Datos, paso previo a una demanda penal

Lakidaín: "Conozco el caso pero a día de hoy no se nada de una demanda ante Protección de Datos"

Lakidaín afronta una segunda investigación por revelar datos psicológicos de una compañera de TVE
Roberto Lakidaín, finalista a presidir RTVE.

Roberto Lakidaín, empleado de TVE y miembro de Comisiones Obreras, finalista para presidir la Corporación al formar parte de los 20 candidatos propuestos este lunes por el Comité de Expertos, afronta una segunda investigación por desvelar públicamente datos psicológicos de una compañera, incluidos en un dictamen secreto sobre esta trabajadora de la unidad de Salud Laboral de la Corporación.

Además de la suspensión de empleo y sueldo por «falta muy grave» en 2014, que está pendiente de que se resuelva el recurso, Lakidaín ha sido denunciado por esta compañera ante la Agencia Española de Protección de Datos, denuncia que ha sido admitida a trámite en octubre. Según el entorno de la empleada, esta demanda es el paso previo a una querella penal. «No sé nada al respecto de esta denuncia», explica Lakidaín a este diario.

Los hechos son los siguientes. La empleada en cuestión fue denunciada internamente por tratar mal al personal que estaba a su cargo, ante lo que se realizó una evaluación de su capacidad de mando y sobre su perfil psicológico. Según el entorno de la empleada, ese informe concluyó que todo era normal, «algún grito de más, como todo el mundo», le dijeron.

Sin embargo, se añadió un párrafo -por presiones internas, según fuentes cercanas a esta empleada- que acreditaba «conductas nocivas en el ámbito interrelacional».

Extractos de ese informe laboral y psicológico fueron hechos públicos por Comisiones Obreras en una nota que colgaron en el tablón de anuncios. La nota atenta contra el honor de la empleada y, pese a que no se la identificaba con nombres y apellidos, sí es perfectamente reconocible por todos.

En la nota se dice: «Expedientabas, gritabas, afectabas a la salud de las personas, lo de manipular como manipulaste casi es ya pura anécdota. Ahora que te han observado quienes sabe, desde la propia empresa, ya sabemos» de ti. «Nada nuevo, por eso te eligieron, porque sólo desde el amedrentamiento y desde la amenaza como práctica cotidiana era posible debilitar la resistencia de los periodistas que pretendían hacer periodismo. Afectabas al trabajo de todos, también de reporteros, realizadores, de productoras también. A quienes no doblegaste los expedientabas, sin saber entonces que estabas empezando a escribir el que luego fue tu adiós. Él te echó, él de manera principal. Por eso, y ahora debes saberlo, fuiste cesada».

En ese párrafo se incluyen extractos del informe de Salud Laboral de TVE -no reproducidos- por lo que la empleada en cuestión ha puesto la denuncia, admitida a trámite en octubre.

En declaraciones a este periódico, Lakidaín asegura que no sabe nada de esa denuncia. «Conozco el caso del que me hablas, se trata de Gema de Andrés -directora de Informativos en Andalucía, que le denunció y originó la sanción de empleo y sueldo durante 20 días en 2014-. Es cierto que yo hago pública esa nota«, admite. «Se abrió un proceso de acoso laboral contra ella y se acreditaron conductas nocivas escasamente recomendables a la hora de dirigir equipos», explica. «Pero es la primera noticia, me entero por ti que hay una denuncia», insiste.

¿Concurso en el aire?

La pregunta que queda en el aire ahora es si estos hechos pueden invalidar la candidatura de Lakidaín para presidir RTVE y si esta información debió ser conocida por el Comité de Expertos o la Mesa del Congreso para descartarle. Al no haberse hecho, algunos implicados ponen en cuestión el concurso. «Lakidaín no advirtió de estas investigaciones y juicios antes del concurso. Los candidatos tuvieron que firmar una declaración jurada de incompatibilidades y honorabilidad con el cargo de consejero. ¿Esto es compatible con ser consejero? ¿Revelar datos de una compañera? ¿Haber sido sancionado de empleo y sueldo y tener una falta muy grave?», se pregunta un implicado.

«No recuerdo exactamente lo que tuvimos que firmar al principio del concurso», explica Lakidaín a este periódico. «Era algo de incompatibilidades con el cargo de consejero pero no lo recuerdo bien. No recuerdo nada de honorabilidad de los candidatos, pero hablando de honorabilidad la sanción que me pusieron de empleo y sueldo lo que hace es darme más honorabilidad. No me la quita, me la da. Porque es consecuencia de mis denuncias de manipulación en la anterior etapa», asegura.

Lo último en Economía

Últimas noticias