Banco Central Europeo

Lagarde asegura que mantendrá los programas de emergencia como herramienta clave frente al covid

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), está comprando casi todo el bono español
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), está comprando casi todo el bono español

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha explicado este martes que el programa de compras de emergencia para pandemias y los préstamos a largo plazo a los bancos permanecerán como las principales herramientas para ajustar la política monetaria, tras el impacto de la crisis del coronavirus en la economía europea. Además, insta a mantener el apoyo a las empresas viables hasta que la actividad pueda volver a la normalidad.

La perspectiva de poder contar en futuro no muy lejano con una vacuna contra la covid-19 representa un incentivo para que las autoridades continúen prestando un apoyo «poderoso y específico» a la economía y deja «fuera de lugar» las preocupaciones sobre el riesgo de una ‘zombificación’ de empresas o sectores de actividad en la zona euro, según ha señalado la presidenta del BCE.

Además, Lagarde ha señalado que «una respuesta política continua, poderosa y específica es vital para proteger la economía, al menos hasta que pase la emergencia sanitaria», ha defendido la francesa en su discurso inaugural en el foro de bancos centrales, organizado esta vez por el BCE en Fráncfort en vez de en su habitual sede de Sintra (Portugal).

En este sentido, Lagarde ha remarcado que «las preocupaciones sobre la ‘zombificación’ o los impedimentos a la destrucción creativa están fuera de lugar, especialmente si ahora hay una vacuna a la vista para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus en la economía», recordando que los encierros representan un golpe de raíz no económica que afecta a las empresas productivas e improductivas de forma indiscriminada.

«Las políticas que protegen las empresas viables hasta que la actividad pueda volver a la normalidad ayudarán a nuestra capacidad productiva, no la dañarán», ha apuntado.

Política fiscal 

De este modo, la banquera central ha indicado que la política fiscal debe permanecer en el centro del esfuerzo de estabilización, con un apoyo fiscal para el próximo ejercicio muy similar al de este año y con una entrada en funcionamiento del paquete de ayudas de la Unión Europea (UE) «sin demora», mientras que las autoridades supervisoras están trabajando para garantizar que los bancos puedan seguir apoyando la recuperación a pesar de un posible deterioro de la calidad de los activos.

Asimismo, Lagarde ha señalado que cuando las tasas de interés ya son bajas y la demanda privada está restringida como es el caso actual, la transmisión de las condiciones de financiación al gasto privado podría debilitarse, especialmente cuando empresas y hogares se enfrentan a niveles muy altos de incertidumbre, lo que genera un mayor ahorro preventivo y un aplazamiento de la inversión.

«Las políticas fiscales pueden responder directamente donde más se necesita ayuda», ha subrayado la presidenta del BCE, señalando que las encuestas realizadas constatan que las personas que consideran que el apoyo del Gobierno es más adecuado muestran un comportamiento menos preventivo. «Y de esta manera, al mejorar las perspectivas económicas de las empresas y los hogares, la política fiscal puede ayudar a revitalizar la transmisión monetaria a través del sector privado», ha apostillado.

Lo último en Economía

Últimas noticias