La empresa Peugeot-Citroën es investigada por fraude en sus emisiones contaminantes

La empresa Peugeot-Citroën es investigada por fraude en sus emisiones contaminantes
Imagen de uno de los modelos de la empresa francesa Peugeot. (Getty)

El grupo francés Peugeot-Citroën (PSA) anunció este jueves el registro en algunas de sus fábricas por el servicio de represión de fraudes en una investigación derivada a partir del escándalo de los motores diésel trucados de Volkswagen.

"En el marco de las investigaciones llevadas a cabo actualmente sobre emisiones contaminantes del sector automotor, PSA fue objeto este jueves de una operación" de los servicios de la represión de fraudes, indicó el grupo en un comunicado.

La dirección para represión de fraudes (DGCCRF) confirmó que investigaba "anomalías" de las emisiones contaminantes en tres vehículos de Peugeot-Citroën.

En el comunicado, el organismo DGCCRF expresó que "no se anticipa a las conclusiones de la investigación, que ha sido llevada a cabo en el marco de los procedimientos ordinarios".

Aumentan los escándalos en el sector automovilístico

Tras el escándalo revelado en 2015, de que Volkswagen había equipado a 11 millones de motores diésel con una aplicación para alterar los controles anticontaminantes, el gobierno francés ordenó efectuar pruebas de vehículos de varios fabricantes galos.

En las pruebas, las autoridades detectaron alteraciones en los vehículos de Renault. Sin embargo no pudieron asegurar la presencia de una aplicación informática que cambiara los resultados de las mediciones de contaminación, como ocurría con los vehículos de la empresa alemana.

El pasado miércoles, el presidente de Mitsubishi Motors confesó que se había falseado deliberadamente el consumo energético de al menos 625.000 vehículos vendidos en Japón.

"Pedimos disculpas a todos nuestros clientes y a las demás partes afectadas", declaró el presidente del grupo, Tetsuro Aikawa, durante una conferencia de prensa en el ministerio de Transportes.

"Nuestro cliente Nissan ha descubierto diferencias entre las cifras proporcionadas y las constatadas, y nos ha pedido que las revisemos", explicó el presidente del grupo japonés en un comunicado.

Una de las consecuencias directas del fraude de Mitsubishi Motors ha sido que sus acciones cerraron la cotización en la Bolsa de Tokio con un precio de 583 yenes (4,7 euros al cambio actual), lo que representa una caída del 19,42% en comparación con el día anterior al anuncio del fraude cometido.

Lo último en Economía

Últimas noticias