La industria cárnica exige al Gobierno un plan contra la peste porcina africana: “Sería catastrófica”  

gripe porcina africana
Cerdos en la dehesa extremeña.

La industria cárnica exige al Gobierno un plan de contingencia contra la peste porcina africana, una enfermedad que ya se ha extendido por gran parte de la Europa más oriental, con focos en Alemania e Italia y que, alertan, sería catastrófica para el sector de la carne de cerdo, que representa el 67% del total de la producción en España.  Así lo ha señalado el secretario general de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC), Josep Collado, en declaraciones a OKDIARIO.

Collado reconoce que están manteniendo conversaciones con el Ministerio de Agricultura al respecto, pero advierte de que “todavía no hay un plan de contingencia claro”. Para combatir esta enfermedad varios países han utilizado el ejército para disminuir la población de jabalíes, vectores clave en la propagación de la gripe porcina africana, otros como Dinamarca, han optado por levantar una frontera que impida el paso de estos animales.

En su opinión, el Ejecutivo de Pedro Sánchez “debería llevar a cabo un plan de contingencia contra la entrada en España de jabalís procedentes de Europa para evitar ese riesgo” aprovechando la barrera natural que suponen los Pirineos, con la que otros territorios no cuenta. Por ahora, las medidas que se están tomando están relacionadas con la bioseguridad, la limpieza de camiones y el control de las importaciones.

La importancia de la carne de cerdo en España

Como su propio nombre indica, la fiebre porcina africana es una enfermedad que afecta a los animales de la especie porcina para la que no hay vacuna. Para luchar contra los contagios, los países afectados tienen que implementar planes de sanidad animal muy restrictivos, basados en anillos de contención. Uno primero en torno a 5 kilómetros del foco, donde se debe eliminar toda cabaña porcina, y otro de 10 kilómetros donde se prohíbe durante un mes el movimiento de animales. Sin embargo, muchos países de fuera de la UE no reconocen esta “regionalización”, como señala Collado. Ya pasó en Alemania el año pasado. “Los mercados internacionales les cerraron todas las exportaciones”, indica.

Ese es el temor de la industria cárnica española: que la peste porcina africana llegue a España y que afecte a las exportaciones de este tipo de carne. “Estamos exportando 3 millones de toneladas al año de carne de cerdo en los mercados exteriores y, por tanto, buena parte de ellos se dejarían de exportar”, dando lugar a un excedente de hasta un millón y medio de toneladas que “serían muy difícil de digerir o colocar en otros mercados”, lo que “sería una catástrofe para el sector”.

La mayor parte de esos 3 millones de toneladas van a parar a Asia, más concretamente a China, Japón, Corea y Filipinas. Ninguno de ellos reconoce la “regionalización”, por lo que la práctica es cerrar sus fronteras. El excedente de producto desencadenaría la caída de los precios y el daño a los ganaderos sería doble, denuncia Collado. Primero porque los animales sobrepasarían el peso óptimo comercial y serían “más graso que magro”, además de que los gastos en alimentación se incrementarían, con lo que se genera “una espiral bastante diabólica”.

El sector cárnico español sacrifica alrededor de 56 millones de cerdos, con una producción del sector porcino de 5 millones de toneladas. Representa el 67% de la producción total de carne, es decir, más de dos terceras partes del total, mientras que el resto de carne producida es de ave, vacuno y ovino.

Lo último en Economía

Últimas noticias