Las energéticas, en la diana

El Ibex supera las injerencias del Gobierno y cerrará el semestre lejos de las grandes caídas de Europa

Iberdrola, Banco Santander y BBVA reciben ataques bajistas.
Iberdrola, Banco Santander y BBVA reciben ataques bajistas.

El Ibex 35 fue capaz de sobreponerse durante el primer semestre a todos los golpes recibidos por el Gobierno. El indicador, previsiblemente, cerrará en negativo, pero lejos de las grandes caídas de los principales parqués de Europa. Dos jornadas restan para que concluyan los seis primeros meses del año y el resto de principales parqués del Viejo Continente registran caídas a doble dígito en la inmensa mayoría de los casos.

El Ibex 35 pierde el 4,5% en el acumulado del año al cierre de la sesión del martes y el único gran indicador europeo que cae en menor medida es el Ftse 100 con un retroceso del 2,4%. El Ftse Mib pierde el 19%; el Euro Stoxx 50, el 14,5%; el Dax 40, el 16,5%, y el Cac 40, el 14,9%.

Una parte de la banca, Repsol y Telefónica fueron los encargados de salir al rescate del Ibex durante todo el semestre para evitar un daño mayor. Los títulos de CaixaBank avanzan más de un 40%, los Bankinter suben más de un 40% y los de Banco Sabadell suben un 30% de subida. Por su parte, los de Repsol se elevan más del 35% y los de Telefónica superan el 25% de ascenso. La revalorizaciones de estos componentes cobran una mayor importancia al ser de los que más peso tienen en el indicador.

Su desempeño bursátil ayudó a paliar las idas y venidas de Moncloa sobre el sector energético, que es el más relevante del Ibex junto al bancario. Los daños pasan por un incremento de 10 puntos a la tasa del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas energéticas, una reducción del IVA en la factura de la luz del 10% al 5% y otra ‘tasa verde’ a eléctricas y petroleras.

La estrategia de Sánchez tuvo su punto álgido este mes cuando todo parecía indicar que se aprobarían las medidas de una sola vez dando luz verde también al Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSEE). Con todo, un incremento de recaudación anual de hasta 2.000 millones con el nuevo impuesto y de cerca de 5.000 millones con el FNSEE, además de contemplar la opción de que se aplicase con carácter retroactivo al inicio de este año.

Las noticias supusieron una pérdida de capitalización de más de 8.000 millones de euros en dos sesiones para el sector energético. “Se arrastró incluso a compañías como Red Eléctrica o Enagás que tienen el negocio regulado y no les afectan estas decisiones”, comenta la analista de Bankinter Aránzazu Cortina. El Gobierno tuvo que recular y aplazó la implementación creando aún más desconcierto.

La experta de Bankinter señala que se trata de decisiones gubernamentales con un “impacto desfavorable” que provocan “inseguridad jurídica”. Otras fuentes del mercado consultadas añaden que son “ocurrencias” para “exprimir a sólidas empresas” donde los inversores “ya no encuentran el refugio que siempre consiguieron en momentos complejos para los mercados como el actual”, remachan. Por si fuera poco, aún se desconoce qué tipos de figuras tributarias se van a aplicar, cuánto tiempo van a estar en vigor, si tendrán carácter retroactivo, qué figuras legislativas se va a elegir para su aprobación, cuándo se aprobarán y a qué compañías se les aplicará.

El colofón de la injerencia del Gobierno en las cotizadas del Ibex 35 es la reestructuración del consejo de Indra que desencadenó en dimisiones de consejeros independientes y un retroceso del 15% en una sola sesión. La caída rompió con un cómodo desempeño bursátil pues ahora retrocede el 4,5% en lo que va de año, mientras la CNMV analiza la situación.

Lo último en Economía

Últimas noticias