Mercados

El Ibex 35 sube hoy un 0,24 % pese a los derrumbes de DIA y OHL y no recupera los 9.000 puntos

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, ha rebotado ligeramente al cierre y ha sumado un 0,24 % impulsado por los grandes valores y las bolsas europeas, si bien continúa por debajo de los 9.000 puntos.

En la primera sesión de la semana, el Ibex 35 ha sumado 21,70 puntos hasta situarse en 8.923,70 enteros, lo que disminuye las pérdidas anuales hasta el 11,15 %, con la prima de riesgo española en 118 puntos básicos.

Los grandes valores del Ibex 35 han cerrado con ganancias: Telefónica ha avanzado un 1,32 %; BBVA, un 1,04 %; Iberdrola, un 0,83 %; Inditex, un 0,70 %, Repsol, un 0,37 % y Santander, un 0,19 %.

El índice principal de la Bolsa de Valores de Londres, el FTSE-100, cerró hoy con un incremento del 0,48 %, 33,31 puntos, hasta los 7.029,22 entero.

La Bolsa de París cerró hoy a la baja y su selectivo CAC-40 bajó un 0,02 % a 5.095,07 puntos.

Por su parte, la Bolsa de Milán cerró hoy al alza y su índice selectivo FTSE MIB subió un 0,16 %, hasta situarse en los 19.287,64 puntos.

El miedo a la desaceleración, la guerra comercial y las tensiones con Arabia Saudí también se mantiene en el foco de los inversores que se refugian en valores seguros como la deuda alemana.

Esto provoca un alza en la rentabilidad de la deuda periférica europea como en el caso de España, donde la prima de riesgo nacional sube doce puntos básicos, hasta los 119.

En el caso de Italia, el riesgo país alcanza los 307 puntos básicos a mediodía, siete más que en la apertura.

Paramés se opone a poner más dinero en Aryzta

Por su parte, la gestora de Francisco García Paramés, Cobas AM, ha mostrado hoy públicamente su rechazo a la ampliación de capital de hasta 800 millones de la empresa de alimentos suiza Aryzta, en la que posee el 14,5 % del capital, y ha propuesto un plan alternativo para la compañía.

Dicho plan consiste en una ampliación de capital de 400 millones y la venta de activos no esenciales para la estrategia de la compañía, valorados en unos 250 millones, y por los que la gestora asegura que ha recibido "significativas" muestras de intereses.

Esta propuesta, que es una alternativa a la ampliación de capital de 800 millones planteada por el consejo de administración de Aryzta, supondría recibir 650 millones de euros y mejoraría "sustancialmente" las perspectivas para los accionistas.

Según explica en un comunicado, para empezar, la dilución de los accionistas se reduciría significativamente y el plan de Cobas incrementaría el valor por acción un 30 % respecto a la propuesta del consejo, que se someterá a votación en la junta de accionistas convocada para el 1 de noviembre.

Cobas ha lamentado que su alternativa para Aryzta no haya sido incluida en la convocatoria de ese encuentro, por lo que ahora ha pedido al consejo de administración que convoque un junta extraordinaria para presentar su propuesta a todos los accionistas.

Con sede en Zúrich y operaciones en América, Europa, Asia, Australia y Nueva Zelanda, Aryzta cotiza en la bolsa suiza.

Temas

Lo último en Economía