LA EMPRESA SE LAVA LAS MANOS Y ALEGA QUE SON LOS ENCARGADOS LOS QUE PONEN LAS NORMAS

Game no permite a sus empleados ir al baño o comer en sus jornadas de 6 horas

Game
Tienda de Game.

La empresa especializada en venta de videojuegos Game no ha empezado el año con buen pie. Los empleados de sus tiendas, repartidas por toda España, han comenzado a movilizarse en señal de protesta por lo que ellos entienden como “explotación laboral”. Según diversos trabajadores con los que ha hablado OKDIARIO, la compañía no les permite “ni comer ni ir al baño en las más de seis horas seguidas” que tienen que estar “de cara al público”. Desde la firma, sin embargo, lo niegan todo.

De hecho, según ha podido saber este periódico, en varios establecimientos se han estado repartiendo panfletos en los que se informaba a los clientes de este tipo de prácticas. Según los sindicatos, los trabajadores suelen “encontrarse solos en las tiendas, con lo que tampoco pueden hacer su parada correspondiente para comer”. Según las mismas fuentes, el Estatuto de los trabajadores dice en su artículo 34.4 que “siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un periodo de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos”.

Por ello, los empleados denuncian el caso concreto de una trabajadora que llevaba diez años trabajando en la empresa y que ha sufrido “estrés laboral durante mucho tiempo debido a las causas mencionadas, lo que le ha causado graves problemas de salud”. Todo esto, esgrimen los sindicatos, “a pesar de ser una empresa que no para de crecer y que ha facturado la friolera cantidad de 328 millones de euros”.

Francisco Boticario, director de RRHH de la empresa Game, explica a este periódico que no es exactamente así, sino que «más bien se trata de un caso particular de una sola persona a la que el propio INSS le ha anulado su baja y le ha dado el alta para ir a trabajar a su tienda en Málaga”.

“Esta misma trabajadora –explican desde la empresa-, al ver su situación y no creer estar en condiciones de volver a trabajar pidió su baja en la empresa, eso sí, solicitando una indemnización por despido que la empresa no cree aceptable. Entonces, esa persona se dio de alta en la CNT y empezó unas reivindicaciones que la empresa y sus propios compañeros de trabajo consideran inaceptables”.

Sobre el asunto de los horarios y de la imposibilidad de ir al baño o incluso comer, desde Game explican que “son los propios jefes de sucursal (encargados de tienda), los que ponen el horario y que la mayoría de las tiendas tienen baño propio, con lo que es difícil creer este argumento”.

En este sentido, desde la firma entienden que las relaciones con los sindicatos son “buenas”, tal y como se puede reflejar, bajo su punto de vista, con hechos como el acaecido en el mes de julio del año pasado, en el que se firmó un convenio propio de Game, y que no se habría firmado, según entienden desde la empresa, “si las relaciones fueran anormales”.

Lo último en Economía

Últimas noticias