Trabajadores de la ONCE denuncian sus condiciones laborales y objetivos de venta

Trabajadores de la ONCE denuncian sus condiciones laborales y objetivos de venta
Trabajadores de la ONCE se manifiestan en Valencia. (Foto: CSIF).

Muchos trabajadores de la ONCE se manifiestan en contra de que la organización venda directamente los productos que comercializa a empresas, porque aseguran no pueden competir con ellas. Desde el 2009 la ONCE tiene acuerdos con ciertos quioscos o gasolineras para vender los productos.

El vendedor no tiene participación en esas ventas a excepción de una proporción fijada en el convenio que, según Jerónimo Parejo, responsable del sindicato CSIF ONCE, es muy pequeña. “Cada vendedor tiene que vender al mes 5.000 euros, el que no los venda, no entra en el reparto. Desde 2010, la cantidad mayor que se ha repartido por esas ventas externas ha sido de entre 12 y 16 euros al trimestre”

Según el convenio, les obligan a vender 210 euros al día y "desde hace tres años la ONCE está expedientando a los trabajadores que no llegan a esas ventas. Las personas ciegas o con grandes discapacidades tienen muchos problemas para poder llegar a los mínimos de venta que están establecidos”. Un claro ejemplo, según CSIF, es el caso de Víctor Gonzalez, vendedor de Córdoba al que no le han renovado porque no llega a los objetivos. También él ha denunciado en las redes sociales que a menos de cinco metros de su establecimiento hay un quiosco que vende productos ONCE.

Roberto Deniz: “En mi cabeza no entra que hagan este tipo de cosas”.

Según el responsable, no solo está el caso de Víctor “hay muchísimos más”. OKDIARIO ha hablado con Roberto Deniz, un vendedor de Valencia, que asegura que también nota menos ingresos porque a 250 metros tiene un quiosco que vende productos ONCE. Y es que, “lo que venden ellos no lo vendo yo, ni mis compañeros”. Según Roberto, tiene más amigos a los que les afecta mucho más. “En mi cabeza no entra que hagan este tipo de cosas”.

Otro vendedor con el que ha podido hablar OKDIARIO, asegura que tiene a 10 metros un estanco en el que se venden prácticamente todos los productos y a 30 metros, Correos que también está vendiendo. “Nosotros no podemos competir con eso”.

Entre los trabajadores hay miedo, muchos no quieren dar sus datos para que desde la organización no se les reconozca. “Estamos sometidos a trabajo de mucho estrés porque hay muchos objetivos y nos exigen vender mucho”, aseguran algunos trabajadores.

“Aquí se están haciendo contratos de cuatro horas y la gente está trabajando ocho. La media del horario de un vendedor de la ONCE está en más de 10 horas y eso está registrado por los servicios médicos de empresa”, asegura el portavoz de CSIF.

Según el convenio, en cuatro horas hay que vender 105 euros, algo que según CSIF, es muy difícil y hace que el vendedor en vez de estar cuatro horas esté ocho. En la jornada completa hay dos contratos: uno Junior (de 699 euros) y otro Senior (de 999 euros). “Entre los contratos hay 300 euros de diferencia, pero en la exigencia de ventas no se refleja esa diferencia, es decir, 210 euros al día”.

Problema para los vendedores valencianos

En Valencia este año se suma otro problema para los vendedores. Se ha hecho efectivo un acuerdo entre las organizaciones falleras y la ONCE en el que se permitirá vender sus productos a las fallas directamente. “Según el acuerdo hay 105.000 falleros censados en Valencia y todos estos podrían llevar cupones en el bolsillo y esto es una competencia para los 650 vendedores de la ONCE que hay en Valencia”.

Desde el sindicato CSIF aseguran que no quieren que la ONCE deje de explorar nuevos mercados, pero “que sea el vendedor el que acerque a esos puntos los productos”.

2015 fue el primer año que la venta creció, con un incremento del 3%

Según fuentes de la ONCE el canal complementario de venta está formado por gasolineras que son el 80%, quioscos de prensa y alguna tienda de "conveniencia", como por ejemplo en aeropuertos o área de servicio. "En 2011 teníamos 9.840 puntos de venta distintos de los vendedores y en 2016 9.486, es decir que no ha habido prácticamente cambios". El salario medio está en los 23.000 euros al año"

"En 2011 teníamos 20.30 vendedores de la ONCE de cupones en España y en 2016 tenemos 9.974. El salario medio está en los 23.000 euros al año. En los últimos cinco años menos en el pasado, la ONCE estuvimos cayendo en ventas. En 2015 fue el primer año que crecimos, con un incremento del 3%". El portavoz a adelantado que este año van creciendo al mismo ritmo que el año pasado.

En cuanto al tema de Valencia, aseguran desde la organización que fue por un tema de financiación de las fallas y les propusieron convertirse en una especie de canal físico complementario, para vender los cupones entre sus socios y así sacar un dinero extra para poder sufragar la propia falla. "Entraron como un vendedor más para poder vender tiras de cupones".

Últimas noticias