Economía

Europa teme al invierno: 8 países agotarían sus reservas en menos de 6 meses si se veta el gas ruso

España gas Marruecos
Gasoducto.

Una interrupción inmediata de las importaciones de gas natural de Rusia probablemente causaría graves problemas en el suministro de energía para muchos estados miembros de la Unión Europea. En caso de que se materialice un escenario de «apagón», es decir, un cese total de todas las exportaciones de energía rusas para el tercer trimestre de 2022, los ocho países que dependen en gran medida del gas ruso serían los que más lucharían el próximo invierno.

Según el informe Who should be afraid of a stop in Russian energy supply? de Allianz Trade, recurrir a nuevos proveedores, sustituir el gas por otras fuentes de energía y cierto autoracionamiento por parte del sector privado en respuesta a los precios altísimos no sería suficiente para cerrar la brecha emergente en el suministro de gas.

En las últimas semanas, se ha estado discutiendo un embargo a las importaciones de gas natural de Rusia. Un debate que ha ganado terreno desde que Rusia detuvo las entregas de gas a Polonia y Bulgaria el 27 de abril después de que ambos países se negaran a aceptar el nuevo requisito del Kremlin de que los pagos de energía de la UE se hicieran en rublos. Rusia parece dispuesta a aumentar la presión sobre otros países europeos al amenazar con un corte de gas, lo que impide descartar que el suministro de gas a otros países de la UE se detenga en la segunda quincena de mayo cuando vencen varios pagos de gas.

En el corto plazo, reemplazar las importaciones de gas de Rusia resultará mucho más desafiante para Europa. Por un lado, algunos estados miembros dependen mucho más de Rusia para el suministro de gas que del petróleo. Además, los mercados mundiales de gas ya están muy ajustados. Como resultado, encontrar proveedores alternativos como Qatar, Argelia o Nigeria es más fácil de decir que de hacer. No sólo existen obstáculos prácticos para expandir la producción rápidamente, sino que las negociaciones también pueden ser un desafío. Ejemplo de ello son las dificultades de Alemania para asegurar un acuerdo con Qatar, dado el desacuerdo sobre la duración del contrato y la indexación del petróleo.

Para determinar qué países europeos pueden hacer frente al fin de las importaciones de gas natural de Rusia y cuáles tendrían dificultades el próximo invierno sin el gas ruso, Allianz Trade ha simulado la evolución de las reservas de gas en las instalaciones de almacenamiento de los países europeos durante los próximos 12 meses. «Para cada país, tenemos en cuenta las siguientes variables: la cantidad actual de gas almacenado; la evolución anual del consumo diario de gas (media de 10 años) para tener en cuenta el menor consumo de gas durante los meses de verano; la suposición de que el suministro de gas no ruso continuará fluyendo (pero no aumentará) y la suposición de que las importaciones de gas de Rusia se detendrán el 16 de mayo» reza el informe.

Ocho países en riesgo

Bulgaria, a la que Gazprom cortó el suministro de gas ruso el 27 de abril, tiene la menor cantidad de gas almacenado, cubriendo sólo el 3% del consumo anual. Según el informe, el país se quedaría sin gasolina en la segunda quincena de mayo. Más allá de Bulgaria, Hungría parece más vulnerable a un corte del gas ruso, que representa el 36% de su uso de energía primaria. Sin ninguna medida de mitigación, el almacenamiento de gas de Hungría se agotaría después de 2,5 meses después de un corte a mediados de mayo.

Alemania y República Checa serían los siguientes (después de unos 3 meses), seguidos de Eslovaquia y los Países Bajos (4 meses), Austria y Rumanía (5 meses) e Italia y Polonia (6 meses). El ejemplo de Polonia muestra que el almacenamiento relativamente completo (77%) no es suficiente para permitir que un país sobreviva un año entero por sí solo si la instalación de almacenamiento es comparativamente pequeña. «Es poco probable que todos los miembros vulnerables de la UE sobrevivan al próximo invierno sin grandes costos económicos» apunta Allianz.

Lo último en Economía

Últimas noticias