Crédito inmobiliario

Euríbor: el nuevo año arranca con las hipotecas más baratas de la historia pero el mercado no se activa

El Banco de España certifica que el último trimestre de 2019 está viendo los precios hipotecarios más bajos de toda la serie histórica. Sin embargo, la firma de hipotecas sigue estancada, ¿a qué se debe esto?

BCE
Sede del BCE

Termina un año en el que el Euríbor ha dado una alegría tras otra a millones de hipotecados con hipotecas variables, e indirectamente también a los que contratan hipotecas con tipos fijos. El mes de diciembre terminará con toda probabilidad en el entorno del -0,26%, cerrando así por sexto mes consecutivo por debajo del cuarto de punto negativo. Una evolución nunca vista que está haciendo que las hipotecas firmadas en este último trimestre sean las más baratas de la historia en cuanto a tipo de interés, según el Banco de España.

¿Cuánto tiempo puede durar esta ‘bendición’ que ‘ahorra’ millones de euros a los hipotecados y castiga la rentabilidad de las entidades bancarias? Las previsiones varían pero no señalan recuperación el año que viene. Caixabank Research prevé un -0,3% para 2020 y un 0,05% positivo para 2021. Bankinter lo ve en el -0,1% y el -0,05% los próximos dos años. Bankia ve el indicador estable pero menor al -0,3% hasta 2021.

No obstante, esta caída de precios hipotecarios que está certificando el Banco de España no se traduce en una subida de la firma de créditos inmobiliarios. Con sus últimos datos, el crédito hipotecario cae un 1,6% en este año. ¿A qué puede deberse esto? Es muy probable que el alto precio de los inmuebles en comparación con los sueldos -especialmente en los entornos urbanos, donde más falta de vivienda hay- impida que aumente el acceso a inmuebles en propiedad.

De hecho, desde el 2015 la vivienda sube de media un 5% en toda España, con picos de dos dígitos en las ciudades. Sin embargo, la hipoteca media se mantiene en 129.000 euros y no sube posiblemente al no subir el poder adquisitivo para ello. Las medidas macroprudenciales de los bancos y la exigencia de entradas del 20% del valor de tasación suponen un notable freno al mercado en comparación con la ‘barra libre’ de la primera década del siglo XXI.

Bajada de cuota

A los que ya tengan una hipoteca variable contratada, el Euríbor les reserva continuas bajadas de cuota mensual. Para una hipoteca media de 130.000 euros a 26 años el Euríbor la abarata unos cinco euros al mes.

Con estas previsiones, En consecuencia, los analistas de HelpMyCash.com afirman que contratar una hipoteca variable podría ser una mejor opción si se devolviera el dinero en unos 10 o 15 años como mucho. En estos casos, la mayor parte de los intereses se pagaría durante el primer lustro, con
un Euríbor situado previsiblemente cerca del 0%. Por lo tanto, el total para abonar por este concepto sería reducido aunque este índice cotizara al alza en la segunda mitad de la vida del préstamo.

Para la mayoría de hipotecas, que son a un plazo más largo, se recomienda tomar la decisión en función de las preferencias de cada uno. Por ejemplo, para los clientes que prefieran pagar unas cuotas baratas desde el principio, el tipo variable puede ser una mejor opción. Y para los que valoran más la estabilidad de una mensualidad constante, el interés fijo puede ser más conveniente, dicen en el comparador.

 

Lo último en Economía

Últimas noticias