Tesoro Público

España ganará dinero con el bono a 10 años: el desplome en la rentabilidad abre la puerta a una mayor emisión de deuda

tesoro publico
Subasta del Tesoro (Foto: EP)

La rentabilidad del bono español a 10 años continúa bajando y ya se encuentra en el 0,09%, tras alcanzar su mínimo histórico la semana pasada en un 0,03%. Los expertos del mercado señalan que muy probablemente este entrará en terreno negativo en los próximos días, lo que permitirá al Estado español ganar dinero por financiarse.

El mercado de bonos europeos está viviendo un momento histórico impulsado por el temor a una recesión de la economía a nivel global y a la incertidumbre causada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El bono español ya roza el 0% y el bund alemán también ha alcanzado su mínimo histórico al cotizar en un -0,7%. En este 2019, los mercados de deuda han captado cada vez más financiación actuando como un activo refugio frente a otros activos de riesgo como la renta variable.

Nacho Zarza, de Auriga Bonos, subraya que "en el caso del bono español será cuestión de días el verle alcanzar rentabilidades negativas. Esta carrera por la compra de deuda se ve alimentada por la esperanza de los inversores de que el Banco Central Europeo (BCE) aplique nuevas medidas expansivas en su política monetaria a partir del próximo mes de septiembre, como respuesta a la imposibilidad de alcanzar su objetivo de mantener una inflación cercana al 2% y de la evidente desaceleración económica que experimenta la zona euro".

Por su parte, Aitor Méndez, analista de IG Markets, subraya que "sí que veo posible, por no decir muy probable, que la rentabilidad del bono a 10 años acabe por entrar en territorio negativo, especialmente si el BCE prepara nuevas medidas expansivas".

Emisión al alza

La posibilidad de que el Estado se financie mientras gana dinero abre la puerta a la posibilidad de que esto produzca un aumento de la cantidad de bonos emitidos. "En un escenario de bajos rendimientos en el mercado secundario, los Estados suelen aprovechar esta circunstancias para financiarse a un menor coste, con lo que la emisión de deuda suele aumentar", destaca Méndez.

"Diría que lo que va a determinar el comportamiento de los mercados a más corto plazo es lo mismo que lo ha determinado hasta ahora: la actual desaceleración económica e íntimamente relacionado con eso, los temores de que acabe en recesión. Por el lado de los datos macroeconómicos las noticias no son buenas y eso hace que el mercado cada vez tenga depositadas más esperanzas en la actuación de los bancos centrales", ha señalado Ana Gómez, analista de Renta 4.

Zarza subraya que "en una situación como esta, en la que el país pueda emitir con tipos negativos a plazas cada vez más largos, la partida que se ve afectada positivamente es la del coste de financiación, que se irá viendo reducido paulatinamente. Pero esto ya ocurre en plazos menores, como son las letras o incluso bonos con plazos de vencimiento de hasta 7 años. Si es importante reducir dicho coste, no lo es menos el hecho de tener controlada la deuda sobre PIB, que alcanza cotas cercanas al 100% tras no aplicarse políticas que vayan en la línea de la reducción de la misma, lo que hace más vulnerable la fortaleza de nuestra economía".

Lo último en Economía

Últimas noticias

. . . . . . . . .