Alcampo pone un sello “saludable” en productos ultraprocesados

Alcampo
Alcampo pone un sello “saludable” en productos ultraprocesados

Alcampo se ha hecho un lío. La cadena de supermercados ha puesto en marcha el programa la Vida Azul, un “movimiento que te ayuda a recuperar el control sobre tu salud, que te acompaña con tu alimentación y tu actividad física” y que se desarrolla a través de una aplicación móvil y el etiquetado en los productos. Sin embargo, el sello azul se encuentra en alimentos ultraprocesados y con ingredientes que no se identifican con lo que los nutricionistas consideran sano.

En total, hay 354 productos azules. Entre ellos podemos encontrar barritas de cereales, chucherías, platos ultraprocesados como lasañas, croquetas, helados con grasas hidrogenadas, azúcar moreno o los clásicos mantecados nevaditos.

Con la Selección azul, “Alcampo quiere ayudarte en tus decisiones diarias en lo referente a tu salud o al beneficio nutricional de los productos”. Por este tipo de afirmaciones, las redes sociales se han puesto en pie de guerra y han pedido explicaciones a la compañía, que también se ha pronunciado a través de Twitter. Entre ellos, el conocido nutricionista y dietista Carlos Ríos.

OKDIARIO se ha puesto en contacto con Alcampo para aclarar este asunto y la empresa asegura que la selección azul: “no hace referencia a los productos más saludables, sino a aquellos productos que, dentro de su propia categoría, respetan los compromisos de la empresa (no contener Organismos Genéticamente Modificados, aceite de palma…) y han obtenido la mejor puntuación nutricional. Dicha puntuación se obtiene a partir de un algoritmo que cuantifica la cantidad de grasa saturada, sal, azúcares y proteína del producto en su conjunto; siendo las 3 primeras valoradas como negativas, y la última como positiva”.

Ingredientes perjudiciales para la salud

El problema fundamental reside precisamente en este algoritmo. “Nutrirse no es cuadrar números. Debemos fijarnos en el alimento en sí, en la matriz completa. Verduras, hortalizas, frutos secos, tubérculos, legumbre, cereales integrales, aceites vírgenes (sobretodo AOVE), lácteos de buena calidad, cacao puro, especias, carne, pescado, huevo, eso es lo que se debe consumir, eso es la comida real”, señala Laura C., especialista en nutrición.

Los ingredientes que presentan algunos de estos productos están íntimamente relacionados con enfermedades como la obesidad o la diabetes. “Las chuches no son sanas; los dulces como los nevaditos, las galletas o cereales azucarados tienen en común el azúcar, harinas refinadas y aceites de mala calidad y los platos ultraprocesados como lasañas, croquetas, helados con grasas hidrogenadas son platos sin ningún valor nutricional”, añade.

No sólo la diabetes y la obesidad entran en juego. También, el consumo de estos productos puede provocar un exceso de colesterol, tener los triglicéridos altos, hipertensión arterial y exceso de grasa, subrayan los expertos.

Comentar

Últimas noticias