Las empresas españolas en México no sufren daños y operan con normalidad tras el terremoto

Terremoto de México
Bandera de México ondeando (Foto. Flickr)

Las empresas españolas presentes en México no han sufrido daños materiales a causa del terremoto que ha asolado al país azteca y que ha dejado más de 200 víctimas mortales. De momento, según fuentes cercanas a las compañías consultadas por OKDIARIO, han declinado pronunciarse sobre el impacto que el sismo podría tener sobre las cuentas y proyectos a corto plazo de las firmas por considerarlo prematuro. Los analistas, por su parte, no creen que “haya un efecto dominó” que afecte de manera negativa a la hoja de ruta de las compañías con exposición en la región.

El Servicio Sismológico de Nacional de México ha contabilizado un total de once réplicas en las últimas horas del terremoto de magnitud 7,1 registrado el martes al mediodía en el centro del país. Según el último balance, el temblor ha acabado con la vida de más de 200 personas y ha causado graves daños en el centro y el sur del país. El segundo sismo que ha sufrido el país en solo dos semanas, el anterior movimiento telúrico dejó cerca de 100 víctimas mortales.

México es un mercado clave para las compañías españolas en América Latina: Iberdrola, Inditex, Meliá, BBVA, ACS o FCC son algunas de las sociedades que tienen exposición en el país azteca. Aunque es una relación fluida en ambos sentidos, ambos países tienen unos lazos comerciales que se han forjado en los últimos años y que se han fortalecido en los últimos meses con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. No es desconocido el proteccionismo del republicano para con sus empresas y el castigo que ha pretendido dar a las compañías que trasladaban a suelo mexicano su producción.

Una aversión de Trump que ha empujado a México a buscar nuevos aliados comerciales y empresariales. El país presidido por Enrique Peña Nieto es el primer inversor latinoamericano en España y el segundo extracomunitario seguido de EEUU. Aunque, como citamos, es una relación de ida y vuelta: España es el segundo país que más inversión aporta a México con casi un 10%.

Los empresarios españoles apuestan por instalarse en México y llevar a cabo ambiciosas hojas de ruta destinando buena parte de sus ingresos. Más de una decena de multinacionales patrias prevén invertir alrededor de 7.000 millones de euros en los próximos años en México. De hecho, Iberdrola tiene prevista una inversión de unos 3.000 millones de euros en el sector energético, aunque la presencia de la de Ignacio Sánchez Galán no es novedosa. Hace dos años la sociedad inauguró un parque eólico en Oaxaca y es ya uno de los mayores productores privados de energía con 5.5000 megavatios instalados.

El mismo presidente ha confirmado que las instalaciones de la española en México no han sufrido daños por el terremoto ni tampoco sus empleados y ha confirmado que su compromiso de inversión sigue en pie.

Por su parte, el sistema financiero está controlado por dos de los grandes bancos españoles: BBVA y Santander. La entidad de Francisco González anunciaba un plan de expansión de 1.400 millones de euros destinado a la apertura de nuevas oficinas y desarrollo de software.

La apuesta no es baladí: casi el 30% de sus ingresos proceden de México, su principal mercado por resultados a pesar de la caída del peso en los últimos años. Fuentes de la entidad confirman a OKDIARIO que las oficinas en el país están operando con normalidad a pesar de la dimensión del terremoto, a excepción de algunas sucursales que están paradas por recomendación de Protección Civil.

Santander, por su parte, seguirá adelante con su plan de inversión de 650 millones de euros hasta 2019 para modernizar sus sistemas y desarrollar nuevos productos. México representa un 8% del grupo liderado por Ana Botín.

El sector textil también está en auge e Inditex ha apostado por crecer en el país azteca que tiene más de 350 puntos de venta y tiene un ritmo de apertura de una treintena de tiendas al año. La compañía presidida por Pablo Isla, al igual que el resto de sociedades españolas consultadas, ha declinado hacer valoraciones prematuras de lo sucedido.

A pesar de la magnitud del sismo, los analistas creen que no habrá efectos negativos en las cuentas de las empresas españolas en el país ni a corto ni a largo plazo. Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse, no cree que haya "ningún efecto dominó ni que termine afectando ni en el corto plazo ni en el medio/largo plazo a las compañías con exposición en México. Y añade: "Al fin y al cabo se trata, desgraciadamente, de un hecho aislado que dudo altere la hoja de ruta de las firmas y que acabe cundiendo el pánico entre los inversores".

Por su parte, Victoria Torre, analista de Self Bank, se muestra menos optimista. Explica que el terremoto de México afecta no solo a empresas españolas que operan en el país, sino a todo tipo de compañías internacionales. "Cualquier desastre de esta magnitud afecta directamente, en el caso de BBVA a las actividades sociales, comerciales y de estructura organizativa del banco, se daña la estructura física de las oficinas y en general se ralentiza la inversión".

No obstante, señala a OKDIARIO, no se espera que afecte de forma inmediata y directa a la cotización del BBVA, "pero puede tener importantes consecuencias en la economía mexicana que tiempo después podría terminar afectando al banco español debido a su exposición en ese mercado".

Torre ha explicado, además, que uno de los sectores afectados es el asegurador. La española Mapfre tiene intereses en Latinoamérica y entre los países en los que opera está México, "aunque la región no tiene aún un gran peso en el total de sus resultados", insiste. No obstante, prosigue, "sí que se aprecia un crecimiento en el peso de la región y por eso lo que ocurra en ella tiene impacto en sus cuentas tanto por el lado de la divisa como por el de la actividad". En las últimas cuentas, por ejemplo, explica la analista "pesó negativamente la elevada siniestralidad de coches en México". 

Lo último en Economía

Últimas noticias