Afiliación a la Seguridad Social

España destruye 1.581 empleos diarios por la desaceleración y la incertidumbre fiscal de Sánchez

Comentar

Desde julio, venían destruyéndose 326 empleos al día, pero la caída se precipitó en noviembre

El arranque prematuro de la campaña de Navidad no es suficiente para contener la sangría de afiliación

La cifra de contratos confirma que la desaceleración ya se ha trasladado al mercado de trabajo

Los datos de la Seguridad Social indican que la caída del paro se debe a la menor población activa

El mercado laboral está acusando la desaceleración económica y la incertidumbre que genera en el empresariado el mensaje del Gobierno de que se van a aumentar los impuestos y los costes laborales -con la anunciada subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta 900 euros, lo que supone un alza del 22% de golpe-. Desde julio y hasta octubre, España venía destruyendo 326 empleos diarios. Un dato que empeoró de manera muy alarmante en el mes de noviembre, con la desaparición de 1.581 puestos de trabajo al día. Así se desprende de los datos de la Afiliación a la Seguridad Social que ha publicado este martes el Ministerio de Trabajo.

Pese a que el mes de noviembre no es tradicionalmente bueno para el empleo, es en este periodo en el que se inician las contrataciones para la campaña de Navidad, que cada vez arranca antes por el Black Friday y el Cyber Monday. En este periodo, el comercio contrató a más de 18.000 personas, pero el dato no fue suficiente para contener la sangría que está sufriendo la afiliación a la Seguridad Social. Se han destruido 47.449 empleos en noviembre, dato que multiplica por cuatro los 12.700 empleos que se destruyeron en el mismo mes de 2017. La lectura de los datos en tasa mensual tampoco es positiva, ya que confirma que la afiliación del mes de noviembre fue la peor desde el mismo mes de 2015.

El cambio de Gobierno y el fin de ciclo que están anunciando todos los indicadores económicos se está trasladando al empleo. De hecho, la tasa anual de la evolución del empleo es ya del 2,87%, esto es, inferior al 3% que venía creciendo la economía. Además, pese a que el número de contratos aumentó en noviembre, esto es síntoma de que el mercado laboral padece una altísima rotación -factor que está ligado a la precariedad-. De otro modo, esos nuevos contratos se trasladarían de manera positiva a la afiliación a la Seguridad Social.

El alto número de contratos está ligado a la alta rotación de un mercado laboral que sigue lastrado por la precariedad

Los empresarios, a través de CEOE, ya han advertido de las repercusiones negativas que tendrá sobre el empleo subir de golpe un 22% el Salario Mínimo Interprofesional en un momento de cambio de ciclo. A esto se suman el aumento de la factura fiscal que el Gobierno quiere que asuman las empresas. Se trata de factores que van a jugar en contra de la creación de empleo en un momento que, según confirman los datos, es crítico.

Los datos alarmantes sobre la destrucción de empleo son compatibles con el hecho de que el paro bajara en 1.836 personas en noviembre. Hay que tener en cuenta que el Ministerio de Empleo publica las cifras de personas inscritas a los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) y el paro también cae cuando baja la población activa. Es decir, lo que indica el balance conjunto de los datos publicados hoy es que cada vez hay más personas que no buscan de manera activa empleo, un hecho que suele estar relacionado con la idea de que no se va a encontrar trabajo.

Últimas noticias