El eléctrico ha llegado para quedarse: propuestas para fomentar la movilidad sostenible

Iberdrola sube su apuesta por la movilidad sostenible con su Plan Vehículo Eléctrico, con el que está desplegando infraestructura en casa, las empresas, las ciudades y las principales autovías de España. Coches eléctricos cargados con energía verde para recorrer España, ayudados por soluciones digitales.

La transición hacia un modelo automovilístico bajo en carbono es uno de los principales desafíos de nuestra economía y sociedad. Administraciones, fabricantes, proveedores y consumidores están pisando el acelerador para que la movilidad sostenible sea una realidad cada vez más consolidada. Iberdrola es una de las compañías que ha subido su apuesta por el consumo de energía verde con la creación de su Plan Vehículo Eléctrico, con el que despliega infraestructura en casa, las empresas, las ciudades y las principales autovías de España.

Como parte de su estrategia para promover la electrificación -con la que contribuir a una economía descarbonizada, libre de emisiones- la compañía trabaja en impulsar el coche eléctrico cargado con energía verde, a través de aplicaciones digitales.

Las claves de su solución inteligente para vehículos eléctrico, Smart Mobility, se sustenta en tres ejes: la recarga de un vehículo eléctrico donde quieras, instalando un punto de recarga en el garaje de casa o el comunitario, o utilizando los disponibles en tu centro de trabajo, tu ciudad o en las principales autovías españolas; el consumo de energía verde y la gestión de la recarga desde una aplicación móvil.

La movilidad sostenible estará asociada en el futuro principalmente a la recarga en el hogar o el entorno urbano, pero es el momento de eliminar barreras y ampliar el despliegue al largo recorrido, para recorrer España de punta a punta.

El plan de movilidad sostenible de Iberdrola prevé la instalación de 25.000 puntos de recarga para vehículo eléctrico hasta 2021, para cubrir de forma integral todas las necesidades: recarga en hogares, empresas y espacios públicos urbanos, pero también carreteras. Por eso despliega en estos momentos una ambiciosa iniciativa que permitirá encontrar al menos cada 100 km una estación de recarga rápida y super-rápida -que permite repostar electricidad entre 20 y 30 minutos- en las principales autovías y corredores en España.

Recarga rápida y más barata

Las estaciones de recarga rápida y super-rápida permiten en menos de media hora disponer de nuevo del coche para seguir el viaje. Según el tipo de carga, estos puntos de recarga que puedes encontrar en autovías son de 50, 150 y 350 kilovatios.

Además de la rapidez, otra sus ventajas se encuentra en el ahorro para el bolsillo. Iberdrola ha diseñado un plan a medida, que permite recargar el vehículo diez veces más barato que la gasolina. Así, en la franja horaria de 1:00 a 7:00 en el hogar, el coste estimado se reduce a 50 céntimos por cada 100 kilómetros.

Los usuarios de vehículo eléctrico cuentan con más motivaciones más allá del ahorro en combustible, entre ellos, las ventajas del uso de parkings y los descuentos en los impuestos de matriculación y circulación; ahorros que representan hasta un 75% en el pago de estos tributos.

iberdrola
Control del consumo energético a través de la aplicación móvil (Foto: Iberdrola)

Gestión desde el móvil

Los usuarios de vehículo eléctrico, sean o no sean clientes de Iberdrola, podrán realizar la recarga a través de las aplicaciones móviles desarrolladas por la compañía. Con ellas, los conductores podrán geolocalizar, reservar y pagar la carga con el móvil, además de gestionar el consumo, tanto en casa como en los puntos de recarga públicos.

Lo último en Economía