Mikhail Fridman

Credit Suisse, Western Gate y los minoritarios: estos son los accionistas clave para Fridman en DIA

Credit Suisse, Western Gate y los minoritarios: estos son los accionistas clave para Fridman en DIA
Montaje-grafico-dia (1)

Credit Suisse, Western Gate y los minoritarios se convierten en los accionistas clave a la hora de resolver las diferentes posiciones respecto al futuro de DIA, defendidas por El Consejo de Administración, frente al fondo Letter One, dirigido por Mikhail Fridman,

DIA afronta mañana, miércoles, una Junta de Accionistas decisiva para su futuro. La compañía debe decidir entre la ‘hoja de ruta’ de su actual Consejo de Administración y la que ha puesto sobre la mesa LetterOne, su máximo accionista, presidido pro el magnate ruso Mikhail Fridman. El capital de DIA llega a esta cita dividido. Estos son los accionistas que jugarán un papel clave en la lucha por el control de la empresa.

En este momento, Letter One controla el 29,001% de los títulos de DIA, mientras que el 58,417% forma parte del ‘free float’ de la empresa, es decir, las acciones en circulación en el mercado. Con un papel determinante como segundo accionista de la distribuidora de alimentación, el banco de inversión Credit Suisse, que la semana pasada aumentó su participación al 3,811%, por lo que será importante conocer si se posiciona a favor de los planes de Fridman o del Consejo.

Con menores participaciones, pero aún así, con un papel decisivo se encuentran también Western Gate y Acción Concertada. Western Gate, se trata de una ‘family office’ propiedad del inversor Luis Amaral, y controla un 2% de los títulos de la compañía. Por su parte, Acción Concertada, es la sindicatura de accionistas controlada mayormente por el francés Gregoire Bontoux, y que controla un 3,412% de las acciones de DIA. Por último, un 3,36% de los títulos se encuentran en manos de otros accionistas que permanecen en el anonimato.

Goldman Sachs, por su parte, dejará sin su apoyo a Fridman, tras anunciar el pasado viernes que no participará en la Junta de accionistas de DIA. El banco estadounidense anunció también que no ejercitará ni cederá los derechos vinculados a las acciones de las que es propietario, que suponen un 4,279% de los participaciones de la compañía.

El Consejo contra Fridman

En esta carrera por hacerse con el control de la compañía existen dos bandos principales. Por un lado, la propuesta del Consejo de Administración de DIA, liderado por el consejero delegado Borja de la Cierva, que cuenta con el apoyo de la entidad financiera Morgan Stanley, y por otro, la del fondo Letter One, cuyo máximo representante y cabeza visible es el inversor y empresario ruso Fridman.

La propuesta del consejo se centra en una ampliación de capital de 600 millones de euros, que incluye un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda por un total de 896 millones de euros. Además, ha presentado su Plan Estratégico para 2018-2023 que prevé una mejora del Ebitda y una inversión ‘contenida’ en 2019. Frente a este plan, Letter One lanzó una OPA por DIA de 0,67 euros por acción y garantizaba un ampliación de 500 millones de euros. La OPA está dirigida al 70,9% de la compañía y Fridman defiende, como otra de sus apuestas, la viabilidad de abrir entre 500 y 1.000 tiendas en un plazo de entre cinco y diez años.

Sin embargo, existe una tercera estrategia dentro de esta partida que es la presentada por la Asociación de Accionistas Defensores de DIA (AADD), que ha propuesto la celebración de una junta general extraordinaria con el objetivo de plantear una ampliación de capital de 150 millones de euros y la creación de una socimi que se encargue de gestionar los activos inmobiliarios de la compañía.

Últimas noticias