EN CONTRA DEL CRITERIO DEL REGULADOR MEXICANO

La CNMV avala la contabilidad de OHL y rechaza que los activos de México estén inflados

OHL
Juan Miguel Villar Mir junto a su hijo, el actual presidente de OHL, Juan Villar Mir Fuentes.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no considera que OHL esté cometiendo infracciones contables en la elaboración de los estados financieros de su filial en México y avala los resultados presentados en los dos primeros trimestres de 2016, que no incluyen el agujero de 3.000 millones de euros que existiría en el activo OHL México según la nota proforma que la empresa ha incluido tras el requerimiento del regulador bursátil del país.

Según han explicado fuentes financieras a OKDIARIO, el organismo que preside Elvira Ródriguez da por buenas las cuentas presentadas por el grupo constructor español, respaldando el criterio contable empleado por los técnicos de la compañía. “La CNMV rechaza que los activos de México estén inflados por incorporar ingresos indebidos derivados del tráfico esperado de sus autopistas en el país”, indican las fuentes consultadas.

Además, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México no va a  exigir a OHL que al cierre del ejercicio realice una reformulación completa de sus cuentas y se limita a exigir la publicación de una nota proforma en la que explique el impacto que tiene no contabilizar los ingresos esperados por el tráfico de autopistas como un activo financiero, al no existir un derecho contractual incondicional de pago por parte del Gobierno de México (la denominada rentabilidad garantizada).

Atendiendo a este criterio contable, el activo de la empresa sería de 61.537 millones de pesos (frente a los 124.152 millones declarados en las cuentas oficiales) y el capital contable sería de 25.702 millones de pesos (lejos de los 70.196 millones declarados).

En la contabilidad presentada públicamente OHL México ha ganado 2.998 millones de pesos al cierre del primer trimestre, pero, según el criterio de la CNBV habría pérdidas de 220 millones de pesos. Por lo tanto, el activo y el capital de la filial mexicana del grupo español estarían sobredimensionados (siempre según la nota pro forma) en 2.983 millones y 3.349 millones de euros, respectivamente.

La compañía que preside Juan Villar Mir de Fuentes siempre ha negado que la inclusión de esta nota pro forma suponga una reformulación completa de los estados financieros de OHL México, por lo que no existe un impacto en las cuentas del grupo. “Si OHL tuviera un agujero de 3.000 millones de euros en su activo ambos reguladores deberían haber obligado a la compañía a reformular sus cuentas y esto no ha ocurrido”, señalan las fuentes consultadas.

La CNMV lleva meses vigilando de cerca a OHL tras las acciones emprendidas por su homólogo en el país centroamericano (CNBV) por la contabilidad de los ingresos esperados por las concesiones de su filial. Los problemas surgieron tras las denuncias de la empresa Infraiber, representada por el abogado Paulo Díez, que acusa a la compañía de “manipular las cuentas para engañar a los inversores”.

El proceso concluyó con una sanción a OHL México y la obligación de incluir una nota en sus cuentas desglosando el impacto de registrar los ingresos esperados de sus concesiones como activos intangibles, en lugar de como activos financieros.

Hidalgo
El director general de OHL México, Sergio Hidalgo.

De hecho, la CNBV solicitó a la CNMV española que modificara su criterio a la hora de exigir responsabilidades a OHL, ya que el regulador mexicano considera que “el registro contable de la rentabilidad garantizada se realizó por OHL México de manera inadecuada conforme a la que es su interpretación de la CINIIF 12”, tal como admitió OHL en el comunicado emitido cuando se produjo la sanción.

La CNMV, según las fuentes consultadas, cree que el regulador mexicano está equivocado y, por tanto, no ha obligado a OHL a modificar sus criterios contables. Por lo tanto la empresa puede seguir incluyendo en su activo los ingresos esperados por el tráfico de sus autopistas en el país centroamericano, más la correspondiente rentabilidad.

Todo ello a pesar de que el presidente de la CNBV mexicana, Jaime González, en una entrevista concedida al Grupo Fórmula, declaró en abril: “estamos pidiendo a OHL que realice una aplicación correcta de la normativa contable y España tendrá que hacer lo mismo, ya que si no lo hace los inversores que compran las acciones de las empresas subsidiarias de OHL en México tendrán información más veraz y apegada a criterios conocidos internacionalmente”.

Ahora, el objetivo de OHL es sacar a su filial mexicana de la Bolsa. En una comunicación enviada a la CNMV española, OHL admite que “existen conversaciones preliminares con un fondo de inversión que ha manifestado interés en estudiar la posible realización de una OPA conjunta sobre las acciones de OHL México”. Se trata de IFM Investors, un fondo que está negociando con la constructora realizar esta operación para, posteriormente, sacar a la compañía del mercado bursátil.

Últimas noticias