OHL oculta un agujero de 2.983 millones de euros de su filial mexicana y la CNMV mira a otro lado

OHL
Juan Miguel Villar Mir Fuentes (d) junto a su padre Juan Miguel Villar Mir. (Foto: REUTERS)

OHL ha ocultado en sus cuentas semestrales un agujero de 2.983 millones de euros de su filial mexicana maquillando los estados financieros del grupo. En los resultados a cierre de junio presentados a última hora del viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la corporación que preside ahora Juan Miguel Villar Mir Fuentes ha incluido activos inflados de OHL México tras incorporar ingresos indebidos en contra de la normativa internacional, que le ha permitido cerrar el semestre con un leve beneficio. El organismo regulador español no ha emprendido, todavía, acción alguna contra el grupo constructor por esta manipulación contable.

La clave de esta estrategia se encuentra en la estructura financiera de OHL, que ha sido obligada por el regulador mexicano (la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, CNBV) a reformular sus cuentas dejando de considerar como un activo financiero lo que en realidad es un activo intangible. Los ingresos esperados por el tráfico de la autopistas no pueden apuntarse como activo financiero ya que no existe un derecho contractual incondicional a recibir de la entidad concedente dinero o cualquier otro tipo de efectivo. Por realizar esta manipulación contable la compañía ha sido sancionada junto a su auditora Deloitte.

OHL México ha realizado esta reformulación, pero no de forma pública, ya que ha presentado una contabilidad oficial (que sigue manteniendo los ingresos inflados) en la que ha incluido una nota, a modo de apéndice, en el que desvela la realidad financiera una vez retirado el maquillaje.

Según esta documentación, que obra en poder de OKDIARIO, el activo real de la empresa es de 61.537 millones de pesos (frente a los 124.152 millones declarados), el capital contable es de 25.702 millones de pesos (lejos de los 70.196 millones declarados). En la contabilidad presentada públicamente OHL México ha ganado 2.998 millones de pesos al cierre del primer trimestre, pero tras retirar el maquillaje hay pérdidas de 220 millones de pesos.

Esto supone en euros, al tipo de cambio actual, que el activo y el capital de la filial mexicana del grupo español están inflados en 2.983 millones y 3.349 millones de euros, respectivamente. Con unos números rojos a cierre de la primera mitad del año de 10,5 millones de euros. Según la consultora Infraiber, los ingresos indebidamente contabilizados en los últimos años rondan los 2.800 millones de euros.

OHL dice que su filial gana dinero… pero está en números rojos

Fuentes oficiales del grupo español consultadas por OKDIARIO niegan que OHL México haya reformulado sus cuentas y afirman que la sociedad “ha presentado beneficios en el primer semestre de 2016”. Una afirmación que desmiente la documentación aportada por la empresa al regulador, tal como se puede observar en esta imagen, que revela que la sociedad está en números rojos (las cantidades entre paréntesis suponen importes negativos):

OHL
Cantidades en miles de pesos mexicanos. (Fuente: Infraiber con datos aportados por OHL México a la CNBV)  (Pinchar en la imagen para ampliar)

Y en cuanto a las cuentas presentadas por el grupo OHL en España, en la página 18 del informe de resultados la empresa se limita a indicar que la modificación de reformulación contable que ha exigido el regulador mexicano a la filial “no tiene impacto alguno” en la situación financiera de la corporación.

OHL
Fuente: OHL (Pinchar en la imagen para ampliar)

Estos hechos están en conocimiento de la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, después de que el despacho de abogados DGT Díez, que lleva meses denunciando las irregularidades contables de OHL y que ha enviado a la máxima responsable del organismo regulador español toda la documentación que prueba la ocultación del citado agujero financiero. Hasta el momento la CNMV no ha emprendido ninguna acción contra OHL, con la excepción de una petición de aclaraciones y un apercibimiento realizado a principios de este año. OKDIARIO se ha puesto en contacto con el organismo supervisor sin recibir contestación alguna.

Deloitte realiza una “revisión limitada” de las cuentas de OHL

Por su parte, la auditora Deloitte, que se enfrenta a una denuncia penal por encubrir la manipulación contable de la concesionaria mexicana, incluye un informe de “revisión limitada” en las cuentas del grupo OHL presentadas el pasado viernes, en la que apunta “los estados financieros intermedios no incluyen toda la información que requerirían unos estados financieros consolidados completos preparados de acuerdo con las Normas internacionales de Información Financiera”. A pesar de ello, da el visto bueno a las cuentas presentadas.

OHL
Informe de auditoría de Deloitte a las cuentas semestrales de OHL. (Pinchar en la imagen para ampliar)

Objetivo: sacar a OHL México de la Bolsa

Según establece la sanción de la CNBV, OHL México debe corregir las irregularidades en los estados financieros finales y no mediante notas a pie de página. Si no lo hace, entonces la auditora Deloitte no podrá aprobar su informe sin establecer las salvedades correspondientes. Para llevar a cabo esta reformulación de forma completa el supervisor del país centroamericano ha dado un año de plazo a la compañía y, en este contexto, se enmarca la decisión del grupo de sacar a la compañía de la Bolsa mexicana.

En una comunicación enviada a la CNMV española, OHL admite que “existen conversaciones preliminares con un fondo de inversión que ha manifestado interés en estudiar la posible realización de una OPA conjunta sobre las acciones de OHL México”. Se trata de IFM Investors, un fondo que está negociando con la constructora realizar esta operación para, posteriormente, sacar a la compañía del mercado bursátil. Según confirman a OKDIARIO fuentes financieras, en una conferencia con analistas, el consejero delegado del grupo OHL, Tomás García Madrid, ha señalado que el objetivo es “perder visibilidad”.

“Para dejar la Bolsa de México, OHL está obligado a cancelar su inscripción en el Registro Nacional de Valores, para lo cual requiere un acuerdo de asamblea general extraordinaria de accionistas, logrando la aceptación de, al menos, el 95% del capital social. Pero lo más importante, una vez obtenido este acuerdo debe llevarse a cabo una OPA al precio que resulte mayor entre el valor de cotización y el valor contable de las acciones. No se trata de una OPA voluntaria, sino forzosa, que debe incluir un precio mínimo previsto en la propia ley, en protección de los inversores. Gracias al maquillaje contable del que tanto se ha beneficiado OHL, el valor por acción al día de hoy es de aproximadamente 40 pesos”, explica el abogado Paulo Díez.

“De modo que si IFM Investors quiere seguir adelante con el juego, tendrá que pagar este precio por acción a los inversores distintos de OHL. Si no lo hace, puede enfrentar demandas. Nadie en su sano juicio haría una compra en estos términos, que supondría adquirir el 45% de OHL México (sin control), en un precio que resulta 1.5 veces el valor de capitalización del 100% de OHL España”, añade Díez.

Últimas noticias