DIA

El CNI investiga al millonario ruso Fridman para evitar su toma de control de DIA

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) está investigando al millonario ruso Mikhail Fridman, que ha lanzado una OPA para controlar totalmente la empresa de alimentación DIA. De acuerdo con las fuentes consultadas, la división económica del centro se opone a que el ruso controle la compañía aunque "si pone el dinero y cumple la norma poco se puede hacer", explican estas fuentes.

DIA
Mijail Fridman, propietario de DIA.

Fuentes de la inteligencia española aseguran que investigan ésta operación como «todas las operaciones empresariales» y que existe en el Centro una división especializada para este tipo de operaciones financieras, la División de Economía y Tecnología. Por supuesto, el objetivo del Centro es siempre la defensa de los intereses del país frente a terceros.

«Se investiga todo», asegura una fuente externa pero que colabora con el CNI en operaciones similares. «Se investigó la entrada de la rusa Lukoil en Repsol, cuando se habló en prensa de que petrolera rusa quería lanzar una OPA por la española. Siempre se investiga, y si son rusos, más», señala esta fuente.

Fuentes empresariales conocedoras de la situación aseguran por su parte que el CNI «está torpedeando» la entrada del ruso en DIA, «aunque si pone el dinero y cumple con la norma española poco se va a poder hacer», explican. «En realidad, nadie quiere que el ruso compre DIA. Ni la banca ni el Consejo actual, pero tiene mucho dinero», insisten.

El pasado de Fridman y las operaciones empresariales que ha protagonizado a lo largo de su carrera financiera, tanto en el extranjero como en España, no juegan a su favor. El ruso ya se ha visto envuelto en problemas por su asalto a la española ZED, una operación que se está investigando en la Audiencia Nacional por administración desleal e insolvencia punible.

La Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UCDEV) ya aportó en 2017 a este caso un informe de 317 páginas, al que ha tenido acceso este diario, sobre los métodos de Fridman para ‘asaltar’ las compañías y controlarlas a bajo precio. El informe de la policía habla exactamente del método «reiderstvo», que en inglés es ‘raiding’ y traducido al español, asalto o ataque.

«Este tipo de operaciones con apariencia de legalidad se han convertido, a lo largo de los últimos años, en una importante amenaza, especialmente para inversionistas extranjeros, en Rusia», dice el informe. «La finalidad última de este método criminal, no sería únicamente, apoderarse de forma ilícita de una parte de las ganancias de la compañía ‘objetivo’, si no que pretende el control sobre la totalidad de esa compañía ‘objetivo’».

Ampliación de capital

No queda mucho tiempo. El desenlace final para conocer si Fridman va a controlar o no la compañía española, que cuenta con filiales en Argentina y Brasil, se producirá en la Junta de Accionistas del próximo 20 de marzo. En esa cita, los accionistas de la empresa tienen que votar si prefieren el plan que ha presentado el Consejo, ampliación de 600 millones, o el del ruso, que pasa por una OPA voluntaria a 0,67 euros y una ampliación posterior de 500 millones.

El ruso, que tiene el 29% de la firma, ha incluido en el orden del día de la Junta la votación de su propuesta de ampliación. Además, los hombres del ruso han advertido de que si no vence su plan, abandonarán la empresa. Por su parte, el Consejo también está metiendo miedo a los accionistas advirtiendo de que la empresa está a un paso de la disolución si no se aprueba su plan.

Mientras llega el 20 de marzo, grupos minoritarios de inversores españoles están tratando de sumar fuerzas y proponer un plan alternativo a los otros dos.

Lo último en Economía

Últimas noticias