Transporte

Carmena y Garrido presentan un acuerdo para regular VTC en función de la distancia con el cliente

Tras seis días de huelga en el sector del taxi, con los madrileños cansados de los bloqueos a lugares como IFEMA, los equipos de Manuela Carmena y Ángel Garrido ultiman una propuesta para poner fin al conflicto que el Gobierno central les ha trasladado.

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han llegado a un acuerdo sobre la manera en la que Uber y Cabify tendrían que reservar los viajes, tras las exigencias de los taxis. El acuerdo pasa por establecer una nueva forma de precontratación basada en la distancia respecto al cliente, en lugar del tiempo de antelación.

Así lo aseguran fuentes del sector, quienes explican que los técnicos están ultimando los detalles de una propuesta que se va a presentar al sector a las 13.30 horas CET. Además, y según el pacto alcanzado, se establecería también un período de descanso para las flotas de VTC durante el fin de semana.

Según informan fuentes del sector del taxi, el ayuntamiento de Manuela Carmena ha decidido borrarse a última hora y no aparecer en la reunión en la Comunidad de Madrid, posiblemente para no retratarse en una foto con el Partido Popular.

Entre otras medidas, también se incluiría que el 50% de la flota libre el sábado y el domingo, de este modo, se equipararía a lo que tienen los taxis.

Estas propuestas difieren de las anunciadas en Cataluña, donde el establecimiento de un tiempo límite para contratar un vehículo que opere con licencia VTC va a suponer el fin de las operaciones de Uber y Cabify en Cataluña, según han amenazado desde Unauto.

Lo último en Economía