Previsión de crecimiento

BBVA revisa a la baja 3 décimas su previsión de crecimiento para 2018 hasta el 2,6 %

BBVA aprecia una desaceleración en el turismo, el consumo privado y las exportaciones

BBVA
Rafael Doménech (izda), Jorge Sicilia, responsable de Análisis Económico y director de BBVA Research del banco, y Miguel Cardoso, reconomista de España y Portugal BBVA

BBVA Research ha decidido rebajar en tres décimas su previsión de crecimiento para este año y dejarlo en el 2,6 %, debido al debilitamiento de las exportaciones, el consumo privado y el turismo en los últimos meses.

En su informe "Situación España" presentado este martes, BBVA Research también ha revisado a la baja en una décima la previsión que tenía hace tres meses de la evolución de la economía para el próximo año, con lo que se queda en el 2,4 %.

Según ha explicado el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, se ven factores que hacen que estén "un poquito más preocupados", entre ellos también el proteccionismo, cierta moderación de las exportaciones, la subida de tipos de interés por la Reserva Federal y la incertidumbre política en Europa.

En cualquier caso, ha explicado que también hay factores que pueden mantener el crecimiento "relativamente elevado" en España y más de medio punto por encima del de la Unión Económica y Monetaria.

Así, BBVA Research considera que las exportaciones de bienes podrían mostrar una aceleración gracias a la recuperación de algunos de los principales compradores de productos españoles, la reciente depreciación del euro frente al dólar, la previsión a la baja del precio del petróleo y la ausencia de presiones inflacionarias.

Además, la inversión en construcción y en maquinaria y equipos registra crecimientos "relativamente altos".

Respecto al exterior, el impacto del aumento de aranceles de EEUU y China es "negativo, pero limitado", según Sicilia, pero si se materializan todas las medidas que de momento únicamente se han apuntando como posibles "podrían drenar el crecimiento en China hasta medio punto".

En su opinión, son "buenas noticias" el hecho de que se haya firmado un acuerdo comercial entre EEUU, Canadá y México, aunque hubiera sido mejor el texto inicial.

Entre los factores internacionales que generan incertidumbre, BBVA también cita la posibilidad de que no se alcance un acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la UE y que la Reserva Federal siga aumentando el tipo de interés.

"Los riesgos los seguimos viendo altos, y más altos que hace tres meses. Lo que más nos preocupa es el proteccionismo, que se ha ido relajando, aunque las tensiones con China no hacen más que subir", ha explicado.

En su opinión, la Reserva Federal lo está haciendo "fenomenalmente bien" porque está subiendo muy paulatinamente los tipos, mientras que en la eurozona también se prevén subidas lentas, por lo que la inflación "no supone ninguna amenaza".

Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, ha explicado durante la presentación del informe que uno de los principales factores que explican la desaceleración es que la absorción de la demanda embalsada (el gasto pospuesto durante la crisis) de bienes duraderos dejó de contribuir al crecimiento económico en 2017.

"Desde entonces el gasto de los hogares ha crecido por encima de lo consistente con la evolución de sus fundamentales, como la renta disponible o la riqueza financiera", ha apuntado.

A todo ello se suma la desaceleración del turismo, que además podría alargase, ya que "persiste una brecha cercana a un 10 % entre los flujos turísticos observados y los que se explica por sus fundamentos".

Lo último en Economía

Últimas noticias