Vivienda

El Banco de España critica la Ley de Vivienda de Sánchez: Subirá el precio del alquiler y caerá la oferta

Vivienda
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El Banco de España cree que algunas medidas incluidas en el proyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda, como el control de los precios de alquiler, las ayudas a los jóvenes y las modificaciones de los beneficios fiscales para los arrendadores «podrían no tener el efecto deseado». Además, el regulador critica que la ley «no contemple algunas actuaciones que podrían suponer un impulso estructural significativo de la oferta de vivienda en régimen de alquiler».

En su informe anual correspondiente a 2021, el Banco de España explica que el control del precio de las rentas podría causar el efecto contrario al deseado. «Las políticas de control de rentas pueden ser efectivas para moderar a corto plazo el precio de los alquileres en los segmentos regulados, pero, al mismo tiempo, pueden causar aumentos de los precios del alquiler de vivienda en los segmentos no regulados del mercado», dice.

A medio plazo, especialmente cuando este tipo de medidas se mantienen durante períodos prolongados, «también pueden aparecer otros efectos adversos potencialmente significativos, como una contracción de la oferta o una falta de mantenimiento de los inmuebles», asegura el regulador en su informe.

Ayudas a jóvenes y beneficios fiscales

De igual manera, el banco presidido por Pablo Hernández de Cos tiene dudas sobre la efectividad de las ayudas a los jóvenes o las modificaciones de los beneficios fiscales.

Respecto a la primera, defiende que «en un mercado con una oferta relativamente inelástica, se corre el riesgo de que se produzca una transferencia de renta del sector público a los propietarios de las viviendas en alquiler, con subidas de precios que sufren también los inquilinos que no reciben el subsidio».

En segundo lugar, el regulador matiza que aunque ha habido un aumento de los beneficios fiscales para aquellos propietarios que alquilan a jóvenes de hasta 35 años -en caso de que las rentas no sobrepasen unos topes máximos-, también se ha reducido la deducción general del 60% al 50%.

Y por último, el Banco de España critica que el proyecto de ley de Vivienda del Gobierno no contempla algunas actuaciones que podrían suponer un impulso estructural significativo de la oferta de vivienda en régimen de alquiler. En particular, la norma no considera medidas que «doten de una mayor seguridad jurídica a los propietarios de vivienda en régimen de alquiler». Tampoco revisa ciertas regulaciones que impiden, dificultan o demoran la construcción de vivienda nueva o que restringen el uso residencial de los inmuebles.

Lo último en Economía

Últimas noticias