El alza del SMI destruye empleo: no ingresa en las arcas públicas lo que pretendía el Gobierno

Ni cinco meses ha mantenido el Gobierno la previsión de ingresos esperada tras el alza unilateral del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros al mes. Y es que si en mayo el Ejecutivo de Sánchez ‘vendía’ a Bruselas que esta decisión suponía ingresar unos 1.500 millones, ya son 140 millones menos que entonces, según el nuevo Plan Presupuestario. Una caída que, por cierto, nadie explica. 

Sin embargo, lo cierto es que los expertos consultados por OKDIARIO tampoco se creen la nueva previsión, de 1.339 millones de euros. Es simple: el Ejecutivo de Sánchez espera estos ingresos suponiendo que la masa laboral se mantuviera. Es decir, que no hubiera despidos. Pero la realidad es otra. Los empresarios más ahogados, cuando ven que tienen que aumentar su masa salarial, toman la decisión de recortar plantilla. Por tanto, menos empleados que coticen y menos dinero a la Seguridad Social.

Marc Ribes, cofundador de BlackBird, explica que, lo que no contempla Sánchez es la esencia de la filosofía liberal: "La economía no son matemáticas. Si subes el SMI y una empresa está ahogada, va a tener que asumir una subida de costes, y lo que va a hacer el empresario será despedir gente".

Por tanto, continúa Ribes, "la subida del SMI sí puede subir nominalmente la contribución a la Seguridad Social, pero sólo si se mantuviera este mismo paro. Sin embargo, si subes el SMI fomentas la economía sumergida, los contratos en B y fomentas que los empresarios despidan. Con lo cual, más gente sin trabajo, más gente con subsidios y menos empleo de calidad, ergo, menos dinero para la Seguridad Social. Esta es la lógica socialista, que es muy pintoresca, muy utópica, pero la realidad no es así".

Santiago Carbó, catedrático de Cunef y director de Estudios Financieros de Funcas, también ve la cifra "exagerada, desproporcionada y muy optimista". "Deberíamos ser muy prudentes en un contexto de dasaceleración. Además, si vuelven a subir el SMI, es muy probable que las empresas despidan o dejen de contratar. Tienen que ser más cuidadosos con esas estimaciones fiscales, pero claro, ahora mismo es el mensaje que el Gobierno quiere dar previo a unas elecciones", explica Carbó.

PP y VOX, en contra

Daniel Lacalle, líder económico del PP, explica a OKDIARIO que "la Seguridad Social no ha ingresado más por la subida del SMI, sino por subirle a todos los asalariados los impuestos al trabajo en la base mínima". "Eso no ha reducido el agujero de la Seguridad Social, sino que ha frenado la creación de empleo", afirma.

Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de relaciones internacionales de VOX y portavoz de la formación en el Congreso, recuerda por su parte que "subirán las bases de cotización y la recaudación de los trabajadores a los que les subieran el sueldo; pero se perderían los ingresos por cotizaciones de los que se vayan al paro como consecuencia de la subida del SMI. Y, además, se dispararía el gasto por prestaciones de desempleo para los que se van al paro".

"Pero, si se subiera el ingreso neto de los trabajadores sin subir el coste empresa, sí se produciría un efecto beneficioso para el trabajador (le subes el sueldo) y para la economía (circula más dinero en consumo y/o ahorro)", continúa Espinosa. Pero, ¿cómo conseguir eso? "Bajando la proporción de ingresos que se queda el Estado del coste empresa para trasladárselo al trabajador sin que el empresario note diferencia alguna", responde el portavoz de VOX.

"Riesgo: obviamente bajarían los ingresos del Estado. Solución: reducir el tamaño del Estado para ajustar el gasto. Siempre volvemos a lo mismo: la única manera de prosperar es realizar una transferencia masiva de rentas del Estado a los españoles", concluye Iván Espinosa.

Lo último en Economía

Últimas noticias