PIB España

Fitch se desmarca de Calviño y rebaja al 2,6% su previsión de crecimiento para España en 2018

Fitch se desmarca de Calviño y rebaja al 2,6% su previsión de crecimiento para España en 2018
Nadia Calviño, ministra de Economía. Foto: EFE
Comentar

La agencia rebaja una décima su previsión de crecimiento del PIB español un día después de que la ministra de Economía, Nadia Calviño, augurara un 2,7%

La agencia de calificación crediticia Fitch ha revisado a la baja su pronóstico de crecimiento para la economía española en 2018, cuando la calificadora de riesgos prevé una expansión del PIB del 2,6%, una décima menos de lo anticipado anteriormente, según anunció la agencia.

A pesar de esta rebaja, la calificadora de riesgos ha confirmado sus previsiones de crecimiento del PIB español para los dos próximos años en el 2,3% en 2019 y el 1,9% en 2020.

“España continúa desafiando la evidente desaceleración en otras partes de la eurozona”, ha destacado Fitch, que atribuye parcialmente la rebaja de su previsión para este año a una revisión a la baja de los datos históricos correspondientes al primer trimestre de 2018.

En cuanto a la evolución del desempleo, la agencia ha empeorado ligeramente sus previsiones, hasta una tasa de paro del 15,5% en 2018, frente al anterior 15,3%, mientras que para el próximo año espera una tasa del 13,8%, una décima más que su anterior pronóstico, y del 12,7% en 2020, frente al anterior 12,5%.

“El ritmo de creación de empleo continúa siendo optimista por ahora, pero a medida que se ralentice con el tiempo, los ingresos reales probablemente se verán presionados”, añade la agencia, señalando que los hogares cuentas con una limitado margen para compensar cualquier pérdida de ingresos, puesto que su nivel de ahorro se encuentra cerca de sus mínimos de una década.

BBVA

Por otra parte, la agencia emitió también este miércoles su informe sobre BBVA. Fitch ha confirmado la nota de solvencia de BBVA en ‘A-‘, pero ha rebajado la perspectiva de ‘estable’ a ‘negativa’, debido a un aumento de los riesgos en esos dos mercados considerados “clave” para el negocio de la entidad.

De esta forma, el banco presidido por Francisco González, cargo que a partir de enero de 2019 será asumido por el actual consejero delegado Carlos Torres Vila, se mantiene dentro del grado de inversión con calidad buena, pero podría sufrir una rebaja de su calidad crediticia en el corto plazo debido a la nueva perspectiva ‘negativa’.

Fitch ha explicado que, aunque BBVA ha superado “relativamente bien” los últimos periodos de estrés, como la crisis inmobiliaria y económica de España, gracias a su diversificación geográfica y “modesto” apetito al riesgo, su presencia internacional destaca por estar centrada en mercados emergentes volátiles.

Últimas noticias