Tras la derrota en París

El vestuario del Real Madrid hace autocrítica: «Esto no se puede repetir»

La plantilla del Real Madrid hace autocrítica tras la dura derrota frente al París Saint-Germain en el estreno en la Champions League. El vestuario tilda de "ridícula" su actuación y aseguran que "no se puede repetir".

El vestuario del Real Madrid hace autocrítica: «Esto no se puede repetir»

La plantilla del Real Madrid estuvo lejos de estar a la altura en su debut esta temporada en Champions League ante el París Saint-Germain. Los jugadores que dirige Zinedine Zidane rindieron muy por debajo de lo esperado y se vieron superados de forma clara por el conjunto francés, que no contaba con sus estrellas sobre el césped. El primer gran batacazo de la temporada para los blancos, que son conscientes de que un partido como el que disputaron en el Parque de los Príncipes "no se puede repetir".

Los jugadores del conjunto madridista saben que no dieron la talla ante un rival que se presupone como directo en la lucha por el título allá por el mes de mayo. Lejos de esconderse, desde el vestuario se hace autocrítica tras lo sucedido, conscientes del "ridículo" que hicieron. Y es que los blancos se mostraron como un equipo muy vulnerable, incapaz de defenderse de los ataques parisinos ni de inquietar el área que defendía Keylor.

La forma de la que compitieron no estuvo para nada a la altura del escenario. Los madridistas saben mejor que nadie que en Liga de Campeones deben dar el máximo para sacar adelante cada partido, algo que en París no sucedió. Mientras que Zidane apelaba a la falta de intensidad como principal consecuencia de la derrota y de la imagen, desde la plantilla van más allá y aseguran que les faltó "todo".

A ello hay que sumar la ausencia de Sergio Ramos. El capitán madridista no estaba disponible por sanción y su baja fue acusada en exceso por sus compañeros. Al conjunto madridista le faltó ese carácter propio del central, que le hace imponerse ante prácticamente cualquier situación. Una situación que no es novedosa, pues es la quinta derrota seguida sin Ramos en Europa.

Sin embargo, hasta el momento, los blancos no se habían dado cuenta de todo lo importante que llega a ser el defensa madridista en el equipo. Ante el PSG se echó de menos el liderazgo del zagero, notándose que no había nadie capaz de tirar del carro ni de echarse el equipo a la espalda cuando el partido se puso cuesta arriba.

Lo último en Deportes

Últimas noticias