Final Copa Libertadores 2018: River-Boca

River-Boca: noche de paz en Madrid

River-Boca: noche de paz en Madrid
Aficionados-de-Boca-y-River-en-el-Santiago-Bernbabéu

River Plate conquistó ante Boca Juniors la Copa Libertadores 2018, aunque la gran noticia fue la ausencia de incidentes gracias al gran despliegue policial

Así vivimos en OKDIARIO la celebración del River - Boca en el Bernabéu

El River Plate se llevó la Copa Libertadores 2018 tras imponerse en el Santiago Bernabéu al Boca Juniors (3-1) en un encuentro que se resolvió en la prórroga. Pero la mejor noticia de la noche fue la ausencia de incidentes gracias al gran despliegue policial para garantizar que el único protagonista fuera el fútbol, pese al poco tiempo con el que se contó para organizar la final de la Copa Libertadores en Madrid y la amenaza de la presencia de las barras bravas.

Madrid volvió a demostrar que está preparada para celebrar cualquier evento deportivo que se precie. Incluso contrarreloj, se dispuso de un gran despliegue policial compuesto por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para garantizar la seguridad en el Santiago Bernabéu, los alrededores y en las calles de Madrid. La operación fue todo un éxito, sin que hubiera que lamentar ningún incidente pese a la amenaza que suponía la presencia de tantos y tantos aficionados, muchos de ellos considerados violentos, y el ambiente caldeado que había suscitado la final.

En una noche en la que River Plate fue vencedor, el auténtico ganador fue el fútbol y la ciudad de Madrid. Las tristes imágenes vistas semanas atrás en Argentina y que obligaron a la celebración de la final fuera de suelo americano dieron pie tan sólo a colorido en la grada puesto por las dos aficiones presentes en el Estadio Santiago Bernabéu, a la presencia de ilustres futbolistas y al compañerismo por parte de los integrantes de ambos equipos una vez se pitó el final del encuentro.

Un ’10’ en organización 

La presencia de los más de 5.000 efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado velaron por la seguridad en un encuentro sin precedentes como el vivido la noche del domingo en el Santiago Bernabéu. Desde primera hora de la mañana, la presencia policial llenaba las calles aledañas al Santiago Bernabéu y en las dos fan zone donde estaban congregados los aficionados de River Plate y Boca Juniors.

La entrada al Santiago Bernabéu de los miles de seguidores que quisieron presenciar el encuentro in situ estuvo precedida de un control exhaustivo de seguridad para garantizar que no habría ningún problema en el interior del estadio. Tampoco hubo que lamentar ningún incidente al término del encuentro, en la celebración en la Puerta del Sol de los aficionados de River Plate que festejaban la cuarta Copa Libertadores para los suyos. No así en Buenos Aires, donde sí se vivieron incidentes. 

El domingo 9 de diciembre de 2018 pasará a la historia por ser la primera vez que el Santiago Bernabéu acogió una final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors y será también un episodio más para recordar que Madrid está preparada para celebrar cualquier evento deportivo que se precie.

Últimas noticias