Derrotó a Kirolbet Baskonia en el cuarto partido de la final

El Real Madrid conquista su trigesimocuarta Liga Endesa y recupera el trono en España

Real Madrid
El Real Madrid, campeón de la Liga Endesa.

Un año de transición fue suficiente. El campeón de Europa también lo es de España. El Real Madrid completó el doblete con la conquista de la Liga Endesa tras derrotar a Kirolbet Baskonia en la serie por el título tras el cuarto partido, finiquitado con un marcador de 85-96 y tras una grandísima actuación del equipo de Pablo Laso. La actuación de Rudy Fernández, MVP del choque con 27 puntos, confirmó el trigesimocuarto entorchado nacional para un equipo de leyenda que sigue escribiendo páginas en la historia del baloncesto español.

La tensión inevitable en este tipo de partidos provocó un cortocircuito anotador en los primeros minutos, sobre todo por parte de un sobreexcitado Baskonia. El Buesa Arena rugía pero no recibía beneficios a su incondicional apoyo, pero por suerte para los vascos, Matt Janning hizo acto de presencia en el parqué. El francotirador norteamericano eclipsó la suma de puntos de Jaycee Carroll y permitió que el encuentro regresara a la normalidad entre dos de los mejores equipos ofensivos de Europa.

Pablo Laso se había permitido el lujo de dejar a Luka Doncic, Sergio Llull y Rudy Fernández en el banquillo, y la entrada de los tres elementos exteriores de esta llamativa segunda unidad supuso un mínimo despegue por parte del Real Madrid. Rudy se encuentra en un estado de forma con el que muchos ni soñaban y los 17 puntos con los que acabó la primera mitad del choque permitieron al vigente subcampeón marcharse con una mínima ventaja a vestuarios. No se vio a Luka ni a Llull, pero el ‘5’ sostuvo al equipo como en los viejos tiempos.

El ritmo vertiginoso se mantuvo en el comienzo de la segunda mitad, y la tensión subió hasta provocar varios enfrentamientos en el parqué del Buesa Arena. Felipe con Shengelia, el propio Toko con Tavares… los golpes eran una constante ya fueran o no voluntarios, y en la pista el Real Madrid seguía dominando gracias a un Campazzo que ejercía de pesadilla en ambos lados de la cancha. La salida de Rudy sirvió para demostrar que lo de la primera parte no había sido un espejismo, y es que las aportaciones de Shengelia y Beaubois no servían para frenar al Madrid de Rodolfo, que a diez minutos tenía ocho puntos de colchón para pensar en su trigésimocuarta liga.

Los jugadores de Baskonia subieron la intensidad en un intento casi desesperado de remontar y Doncic picó, o eso pareció, perdiendo un par de ataques con decisiones erróneas. Rudy compensó de nuevo. Había fallado dos triples, pero el sexto en su cuenta llegó desde más de ocho metros y silenciando al público local. La esperanza es lo último que se pierde, sobre todo si cuentas en tu plantilla con un jugador como Rodrigue Beabubois en tu plantilla. Capaz de todo, el francés se las ingenió para sacar una falta, robar un balón, y así anotar cinco puntos en escasos segundos que ponían el partido en un puño. El cabreo de Pablo Laso era lógico, pero sus jugadores reaccionaron rápido.

En lo que acabó siendo su despedida del Madrid, de España y del baloncesto europeo, un triple de Luka Doncic resumió lo sucedido en el parqué. El Baskonia lo dejó todo y por momentos estuvo cerca de alcanzar el milagro, pero el esloveno, sobre la bocina y a un pie, puso punto y final a un partido para el recuerdo y que devuelve al Real Madrid a lo más alto en España. El Real Madrid recupera el trono en España.

 

 

Lo último en Deportes