Con un vídeo en Instagram

Pilar Rubio desvela todos los detalles de su parto y muestra su barriga 12 días después de dar a luz

Pilar Rubio, que dio a luz el pasado domingo 26 de julio a su cuarto hijo, desvela todos los detalles del parto y muestra cómo tiene ahora el vientre

Pilar Rubio y Sergio Ramos tuvieron su cuarto hijo el pasado domingo 26 de julio. Máximo Adriano ya está en casa con su familia y su padre hasta se ha tatuado su nombre en el pecho. Su madre se recupera de un parto del que ha ofrecido todos los detalles a través de un vídeo de Instagram en el que también ha mostrado su ‘barriguita’ 12 días después de dar a luz.

«Di a luz el domingo, hace diez días ya más o menos. El sábado ya llevaba una dilatación de unos tres centímetros, así que el domingo fuimos al hospital. Os tengo que confesar que llegué baja de energía. Llevaba varias semanas sin dormir bien debido a las molestias del embarazo, a las preocupaciones y a la incertidumbre. Iba tranquila, pero eso siempre está en el subsconciente», empieza.

«Ya allí, estuve unas cuantas dilatando, las contracciones no son nada agradables, pero fueron llevaderas porque estuve haciendo ejercicios antes para facilitar la apertura del canal. Me sirvieron de mucho, la verdad, eso que os he mostrado en las redes, lo comparto con vosotras por si en algún momento os sirve. Duele, pero si te vas moviendo son más llevaderas. Cuando ya estaba bastante avanzada y no podía aguantar el dolor pedí la epidural y a partir de ahí fue de maravilla todo. El factor humano es muy importante, contar con un equipo de profesionales que te dan tranquilidad y cariño… Mi doctora es maravillosa», añade Pilar Rubio.

El ejercicio, clave

Pero no todo es de color de rosa: «Pasamos al paritorio y ahí empecé a poner en práctica los otros ejercicios. Gracias a ellos la fase de expulsión duró pocos minutos. En todos ha sido bastante rápido. El bebé salió perfecto, todo maravilloso. Tanto el papá como yo pudimos disfrutar del momento. Empezaba algo nuevo. Un bebé te cambia la vida pero requiere dedicación absoluta, al menos los primeros meses. Yo les doy el pecho. Ahí una cosa mucho más dolorosa que las contracciones: los entuertos. Me suelen durar unas 48 horas, pero se me pone la piel de gallina de pensarlo. Se me saltaban hasta las lágrimas del dolor».

Por último, lanza un mensaje a las mujeres embarazadas: «Cuidarse durante el embarazo, pensar en nuestro cuerpo y escucharlo, es bueno para el bebé y para la mamá. Todavía no me he recuperado del todo, no hay milagros, pero ha bajado bastante el volumen de tripa (la enseña)».

Lo último en Deportes

Últimas noticias