Papu Gómez: «Fue terrible jugar contra el Valencia cuando en Italia ya estaba todo podrido»

El Papu Gómez explica en una entrevista al diario 'Olé' lo terrible que fue jugar el partido de vuelta contra el Valencia, a puerta cerrada en Mestalla, cuando en Italia el coronavirus ya había golpeado con fuerza en Bérgamo y en la Lombardía

Papu Gómez
Papu Gómez con el Atalanta frente al Valencia. (AFP)

La eliminatoria de Champions League entre el Valencia y el Atalanta vuelve a estar en el punto de mira de la propagación del coronavirus. El capitán del conjunto italiano, Alejandro ‘Papu’ Gómez ha explicado la sensación que supuso jugar la eliminatoria contra el conjunto blanquinegro, especialmente el segundo encuentro cuando en Italia ya estaba «todo podrido».

En aquel momento España comenzaba a vivir los primeros problemas por el coronavirus. De hecho, el duelo de Mestalla se tuvo que disputar a puerta cerrada. «Estamos todos a la espera, para ver si a alguno de nosotros nos aparece algún síntoma. Por ahora nadie. Pero haber jugado esos partidos fue terrible», comentó el Papu en declaraciones al diario Olé haciendo referencia a los partidos frente al cuadro che.

La vuelta se tuvo que jugar a puerta cerrada por el riesgo de la llegada a Valencia de miles de aficionados del Atalanta, cuando la situación en Bérgamo ya estaba considerado como uno de los focos del COVID-19: «En ese momento todavía no había muchos casos y nadie tenía mucha idea de qué hacía este virus, no sabíamos bien sobre la gravedad y el contagio, entonces no se tomó dimensión de lo que podía pasar».

«En la vuelta ya estaba todo podrido acá en Italia, pero España estaba como nosotros antes, fuimos a Valencia y no había controles, estaban relajados. Ahora es el segundo país de Europa con más contagios», aseguró el crack argentino.

Jugar la ida con público fue un error

Por otro lado, reconoce que el hecho de disputar la ida en San Siro con aficionados en las gradas fue un error: «Yo creo que la situación de Bérgamo hoy, siendo uno de los lugares más contagiados, puede tener que ver con que tiene uno de los mejores hospitales de la región de Lombardía y viene mucha gente a atenderse acá, pero también con el partido de ida que jugamos nosotros con el Valencia».

«Acá hay 120.000 habitantes y ese día fueron 45.000 a San Siro. Fue un partido histórico para el Atalanta, algo único, y fue una locura. Para que te des una idea, mi mujer tardó tres horas en llegar a Milán, cuando habitualmente en 40 minutos estás ahí», apuntó la estrella del Atalanta, el equipo revelación de esta Champions.

«Los hospitales están llenos y no hay más lugar para los enfermos. El otro día vinieron los militares para llevarse los cajones con los muertos e incinerarlos en otro lado porque acá ya no hay lugar en los cementerios. ¡Es tremendo! Todas las mañanas me levanto a mirar las noticias y siempre son malas», explicó sobre la situación en Bérgamo.

«No se podrá jugar a fútbol a corto plazo»

En última instancia, el Papu celebró el pase a cuartos tras ganar al Valencia por 4-8 en el global de la eliminatoria. Sin embargo, la competición se ha parado por el coronavirus, al igual que las ligas, y todavía se desconoce cuando se reanudará el fútbol, aunque el 10 del Atalanta se muestra muy pesimista respecto a eso.

«La temporada pasada salimos terceros siendo el equipo más goleador, esta temporada ya llevamos más de 80 goles, son números de un Manchester City, Barcelona o PSG. Pero, sinceramente, en este momento me es muy difícil pensar en el fútbol porque no veo que se pueda volver a jugar en el corto plazo, no veo una solución en el futuro más próximo», lamentó.

Lo último en Deportes

Últimas noticias